Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo [EDNcf:Mes] - Núm.

BRUCKNER: Sinfonía núm. 5.

Orquesta Filarmónica de Múnich. Dir.: Sergiu Celibidache.
Arthaus, 101639 (DVD)



La crítica

En noviembre de 1985 tenía lugar la inauguración de la nueva sala de la Philharmonie im Gasteig de Múnich. Ocasión que la Filarmónica de la capital bávara y su ya por entonces titular Sergiu Celibidache aprovecharon para levantar la inmensa Quinta Sinfonía de Bruckner ante la presencia de las cámaras de la ZDF. Celibidache ofreció una lectura reveladora de la obra, concebida, como todo su Bruckner, con una genuina sonoridad organística. El edificio es de una solidez apabullante: Celibidache ilumina, desentraña, equilibra y expande con mano maestra todos los registros de esta colosal pieza sin asomo alguno de retórica vacua. La atención al balance dinámico (tan reacio como era el rumano a las congestiones y desmadres efectistas) es proverbial, como lo son también el inmaculado diseño contrapuntístico y el aquilatado sentido de la expresión dramática. Excepcional en este sentido el tratamiento de la cuerda, verdadero basamento sobre el que Celibidache moldea este grandioso torso bruckneriano. El despacioso discurrir de los tempi no disminuye la indesmayable tensión que el maestro eleva en ocasiones a niveles paroxísticos. La Filarmónica de Múnich se queda algo corta en maderas y sobre todo metales, exigidos más allá de sus posibilidades reales. Buena realización televisiva, con calidad de imagen lejos del estándar actual, y sonido correcto pero afeado por molestos pre-ecos. Con todo, imprescindible.

J.S.R.

 

1163
Anterior DEBUSSY: Los preludios (versión orquestal de Peter Breiner).
Siguiente BRUCKNER: Sinfonía núm. 4 “Romántica”.

Selector de temas