Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo DICIEMBRE 2011 - Núm. 847

BEETHOVEN: Sonatas para piano.

Sonatas para piano núms. 3, 13 “Quasi una fantasia”, 14 “Claro de luna”, 21 “Waldstein”, 23 “Appassionata” , 26 “Los adioses”, 30 y 32.
Claudio Arrau, piano
EUROARTS, 2058708 (2 DVDs)



La crítica

DEFINITIVAMENTE, EL TAMAÑO NO IMPORTA

Junto con la crítica del disco de Sonatas de Beethoven, se comentan también los siguientes DVDs., también del maestro Arrau:

CLAUDIO ARRAU. EL EMPERADOR. 
Obras de BEETHOVEN. Claudio Arrau, piano.
Orquesta Sinfónica de la Universidad de Chile.
Dir.: Víctor Tevah.
Una película de Peter Rosen.
EUROARTS, 2058648 (DVD)
 
ARRAU Y BRAHMS: LOS DOS ROMÁNTICOS.
Obras de Brahms.Claudio Arrau, piano.
Orquesta Filarmónica de Santiago.
Dir.: Juan Pablo Izquierdo.
Una película de Peter Rosen.
EUROARTS, 2058658 (DVD)
 
CLAUDIO ARRAU: EL MAESTRO Y LOS MAESTROS.
Obras de BEETHOVEN,   CHOPIN, DEBUSSY, LISZT
y SCHUBERT.
Claudio Arrau, piano.
Una película de Peter Rosen.
EUROARTS, 2058668 (DVD)
 
El tamaño de los dedos queremos decir, claro. Al menos en casos como el de Arrau, cuyas medianas manos pasan por ser unas de las más aprovechadas de la historia de la interpretación pianística. Porque, efectivamente, no se conocen muchos ejemplos de adaptación de medios a necesidades interpretativas tan impresionantes como los que practicó el chileno, y muy particularmente al final de su dilatada carrera.
Los cuatro DVDs que se consignan en las fichas de esta página contienen interpretaciones que datan de las décadas de los 70, y los 80 del siglo pasado. Arrau murió en 1991, a los 88 años, de manera que todo lo que escuchamos aquí pertenece a su madurez más estricta; para lo bueno y para lo regular, porque todo ello está en las manos de señor que o bien ya ha cumplido los 70 años o bien está a punto de cumplirlos.

Por partes:
 
El doble DVD con sonatas de Beethoven recoge piezas interpretadas en 1970 (Sonatas núms. 13, 14, 23, 26 y 30 30) y en 1977 ( Núms.3, 21 y 32), en registros realizados en Alemania. Constituyen, más o menos, una buena muestra del pianismo beethoveniano de Arrau por aquellos tiempos; con toda probabilidad, el mejor que se hacía entonces, junto al del joven Barenboim, que las grabó justo a continuación: el chileno lo hizo entre entre 1962 y 1967, y Barenboim, entre 1967 y 1970. Estaban ahí también los Gilels, Ashkenazy, Brendel, Pollini, y veníamos de tragarnos las integrales de pianistas como Backhaus o Gulda o Kempff. En fin, cosas del pasado, pero cuya revisión habría que hecer de alguna manera para poner a día ciertas cosas. Por ejemplo, una crucial, y es lo poco que se ha progresado desde entonces en la interpretación de esta música. Otra cuestión, claro.
 
Yendo a lo nuestro, recomiendo absolutamente este doble. Arrau maneja los dedos ya con mayor dificultad, pero sus ideas acerca de esta música son una maravilla. ¿Qué ideas? Pues las que surgen alrededor de la práctica del pianismo indispendable para la interpretación correcta de esta música, y que cada vez está más perdido hoy. Un pianismo de virtuosismo estricto, es decir el que solo obliga a utilizar la técnica justa al servicio de la explicación inteligible de la frase musical, sobre una suma de condiciones que de tan elementales todo el mundo se olvida de tener en cuenta. A saber: un sentido agógico razonable, que huya de la rigidez y sea generosamente elástico; una rítmica (¡medida, no otra cosa!) no menos plausible, o sea, exenta de ocurrencias para “hacer más interpretación”; un conceptp dinámico global y total, que no haga sufrir al oído de quien escucha, pero que se pueda escuchar sin tener que andar con el potenciómetro continuamente; y un sonido que no hiera, lo elemental, que nos alegre el oído con los suficientes armónicos. Arrau andubo excelentemente bien en todo esto, pero particularmente en la flexibilidad agógica, a veces gloriosa e irrepetiblemente bien (Adagio de la Núm.13, Allegretto de la Núm.14, Adagio de la Núm.3...). Obsérvese: lo alto de la cresta, siempre en los movimientos lentos.    
 
En los otros tres DVDs, tomas todas ellas chilenas, en el Teatro Municipal y la Catedral, en olor de una multitud rendida ante el regreso a la patria del maestro, Arrau toca acompañado digamos levemente (Victor Tevah y Juan Pablo Izquierdo) conciertos de Beethoven y Brahms. Está peor de dedos. Pero no siempre. Menos cuando toca solo.Por ejemplo,en la Sonata núm.3 de Brahms, de la que hace una versión marca de la casa, o en el Soneto del Petrarca, música no menos querida por el maestro. Pero es ya otro Arrau; parecido al que escuchamos en Madrid por antes de si muerte. A pesar de ello, alcanza momentos de una sabiduría musical extrema y maravillosa. No dudo en asignar a los tres la máxima calificación permitida. Ciertamente, ya no se escuchan cosas así; más perfectas, mucho más. Co tanta alma, con tanta verdad, solo muy esporádicamente.
 
PGM  
 
3244
Anterior THE PERCUSSIVE PLANET. Obras de ABE, CAMILO, LINCOLN,etc.
Siguiente VARIACIONES PARA PIANO.