Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Junio 2019 - Núm. 930

BEETHOVEN: Sinfonías completas.

Laura Atkin, soprano. Ingelborg Danz, alto. Maximilian Schmitt, tenor. Tareq Nazmi, bajo. NDR Chor. WDR Sinfonieorchester / Jukka-Pekka Saraste.
Profil PH18066 (5 CD)



La crítica

ENERGÍA EQUILIBRADA

Jukka-Pekka Saraste, director principal invitado de la WDR durante nueve años nos presenta, tras un anterior ciclo Brahms, la integral de las Sinfonías beethovenianas (podremos escucharlo en la recién presentada nueva temporada de la OCNE). Son muchos los ciclos ya grabados, y en la discología encontramos uno al menos por cada gran director (Karajan llegó a grabar tres con Deutsche Grammophon en diferentes momentos de su vida), pero lo cierto es que desde hace unos diez años, con el avance de la música en streaming y el freno en la venta de discos, es muy poco frecuente que se atrevan a grabar ciclos completos, por falta de rentabilidad económica.

Enfrentarse a esta cima de la música sinfónica y salir con este excelente resultado es toda una hazaña, y aquí Saraste lo consigue de manera indiscutible. Lo primero que se constata es el asombroso camino recorrido por el autor de Bonn desde las haydnianas primeras Sinfonías hasta la ampliación y expansión de los moldes sinfónicos, y de ello tiene clara conciencia Saraste, que además consigue un equilibrio ideal entre la tradición germana de interpretación, con unos sonidos por familias instrumentales muy definidos, y un cierto peso en el sonido, con los descubrimientos aportados por las corrientes historicistas de interpretación, consistentes en mayor expresividad en los acentos, unos tempi más ligeros y mayores contrastes dinámicos. Tras algunos excesos en la elección de los tiempos en algunas versiones historicistas, basados en el hecho real de las indicaciones metronómicas indicadas por el propio Beethoven, las cuales son casi inhumanas y descabelladas en determinados pasajes, las elecciones de Saraste permiten a la música trazar un arco orgánico dentro de cada movimiento sin que en ningún momento haya caídas de tensión o energía, pero al mismo tiempo no propiciar la sensación de atropello y de no dejar tiempo al oyente de percibir todos los detalles de la escritura beethoveniana.

Tomemos como muestra el cuarto movimiento de la Cuarta Sinfonía, unos de los más difíciles de todo el ciclo. En sus casi ocho minutos hay un continuo ostinato rítmico de semicorcheas fundamentalmente en violines primeros, y la claridad con que se escuchan siempre estos endemoniados pasajes de semicorcheas es admirable; más lento, el resultado hubiera sido pesante y sin excitación rítmica; y más rápido, el resultado hubiera sido el atropello.

Además, también añade Saraste una flexibilidad en el tempo, considerando un error el tomar los tempi literalmente, y lo cierto es que esa flexibilidad, sin caer en abusos de rubato, funciona de maravilla. El resultado final es una delicia a los que se añade una toma sonora impecable en su nitidez. Imagínense que además la WDR no deja de ser una orquesta de radio, de la Radio del Oeste Alemana, para que vean el nivel que por aquellas tierras se gastan y la potencia creativa que aún tienen las orquestas de radio.

Jerónimo Marín

198
Anterior BRAHMS: Ein Deustches Requiem.
Siguiente BACH: Arias y extractos.