Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Abril 2024 - Núm. 982

BACK TO FOLLIA!

Concerto 1700 / Daniel Pinteño.
Concerto 17 - 170007 (CD)



La crítica

Desde que Daniel Pinteño irrumpió en la música antigua, sus propuestas no han dejado de llamar la atención. Su clara intención de presentar proyectos que reflejen una intención atractiva y diferente para el público se evidencia en cada nuevo trabajo. Así sucede con Back to follia!, una revisión de esta forma que sigue seduciendo a generaciones de intérpretes y público, y que vuelve ahora con la intención de mostrar su lado más libre.

Construido sobre el principio de la naturalidad, él y los músicos que lo acompañan explican que “el repertorio recogido en esta grabación es un fiel reflejo de la música improvisada en la era barroca”; y así, empiezan a sonar el violín de Pinteño, la guitarra barroca de Pablo Zapico, el contrabajo de Ismael Campanero y la percusión de Pere Olivé, o lo que es lo mismo, Concerto 1700. Lo que durante el barroco fue la música popular es representada en títulos que contienen fandangos, folías o chaconas con el principal interés de las versiones que han hecho y que destilan una poderosa energía, un sello que distingue a Pinteño y los suyos. Esa es la particularidad que conlleva una partitura en la que la música se esboza pero no se presenta completa, que se puede adaptar al momento y al criterio del intérprete, particularidad muy bien aprovechada por los integrantes de Concerto 1700.

La enorme calidad de las improvisaciones y de los arreglos instrumentales permiten al oyente recrear su imaginario personal del ocio del siglo XVII y, a la vez, sentir una alegría y emoción atemporal.

Esther Martín

58
Anterior BACEWICZ
Siguiente SHOSTAKOVICH: Sinfonía n. 8