Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Febrero 2019 - Núm. 926

BACH: Sonatas y Partitas para violín solo BWV 1001 a 1006.

Mikhail Pochekin, violín.
Solo Musica SM298 (2 CD)



La crítica

Hace falta tener un espíritu templado para acometer con seguridad la integral de las Sonatas y Partitas para violín solo de Bach. Y sabiduría, y dominio, y no ser solo un gran violinista, se necesita entender la profundidad de unas obras que nacieron fuera de su tiempo para, doscientos años después, seguir viviendo en el que no les corresponde. Son atemporales, nunca nos parecerán que nos pertenecen, sean los que sean los que las escuchen, sea en la época que sea. Y así ha llegado esta joya, con una toma sonora excepcional, que refleja la capacidad de esta música para desarrollar con naturalidad todo el discurso y polifonía que Bach escribe para un violín solo. Y es aquí donde brilla Mikhail Pochekin, afincado en España desde hace años y con un estrecho vínculo familiar con el instrumento.

Las diversas danzas están explicadas con claridad, entrando en ellas con mucha soltura, sin simulaciones ni desplantes excesivos, con un respeto al barroco que las vio nacer; quizá sea esta su personalidad, el barroquismo (la colosal Ciaconna nos deja sin palabras). Como el propio Mikhail nos relató recientemente, pretende dar a esta integral una visión del todo Bach, con incursiones en la tristeza que las rodeó y de la música religiosa e instrumental. Se percibe claramente que cada Sonata y cada Partita están estrechamente relacionadas, dependiendo unas de otras, por lo que la audición casi debe hacerse como una ofrenda religiosa en sus más de dos horas de música.

Gonzalo Pérez Chamorro

148
Anterior Mstislav Rostropovich: El arco indómito.