Música clásica desde 1929

Discos criticados "online"

En esta sección solo encontrará críticas de los discos CD-DVD-BR que exclusivamente se publican en la página web de RITMO y no en la edición de papel o PDF. Acceda a la ficha de cada uno, con su crítica "online", haciendo “clic” sobre el mismo. Puede comprarlo desde el enlace "Comprar en Música Directa", si este figura  en la ficha del disco, cuando está disponible en nuestra tienda, o acceder a otros vendedores haciendo “clic”, desde aquí mismo, en el enlace Los-vendedores.

Comentado en web: Septiembre 2020

Crítica Discos / LES SONS ET LES PARFUMS…

Obras de DEBUSSY, FAURÉ, RAVEL, TAILLEFERRE, CHABRIER, POULENC.
Janina Fialkowska, piano.
Atma ACD2 2766 (CD)



La crítica

La cuarta pieza del Primer Libro de Preludios de Debussy da en parte nombre a este recopilatorio de miniaturas de la música francesa. Les sons et les parfums… gira entorno a dos recurrentes escenas impresionistas, como son la noche y el agua. Janina Fialkowska nos habla de un pasado vital nostálgico a través de Fauré, Poulenc, Debussy o Ravel. Del primero se incluye el Nocturno n. 4 y del segundo el Intermezzo FP 118.

El estilo pianístico de Fialkowska es decidido, vehemente y apasionado, y estas piezas se benefician de ello. Lejos de sonoridades evocadoras o atmósferas vaporosas, los Poisons d’or o los Reflets dans l’eau de la pianista canadiense resultan por momentos bruscos, aunque la gran variedad dinámica y el buen fraseo que exhibe la canadiense hacen que las piezas se escuchen con interés. Su Clair de lune o los Jeaux d’eau ravelianos están bien tocados, pero carecen de la magia de los de Benedetti-Michelangeli o Argerich, respectivamente.

Janina Fialkowska se reserva para el final lo mejor, una Sonatine de Ravel sutil y llena de vida. El Impromptu en mi mayor de Tailleferre y la Habanera de Chabrier completan un disco muy correcto.

Jordi Caturla González

571
Anterior Crítica Discos / INFERNO E PARADISO. Obras de ALBINONI, BONONCINI, BROSCHI, HASSE, JÜRGENS, PAGE, STING, etc.
Siguiente Crítica Discos / SILVESTROV: Moments of Memory II.