Música clásica desde 1929

Discos criticados "online"

En esta sección solo encontrará críticas de los discos CD-DVD-BR que exclusivamente se publican en la página web de RITMO y no en la edición de papel o PDF. Acceda a la ficha de cada uno, con su crítica "online", haciendo “clic” sobre el mismo. Puede comprarlo desde el enlace "Comprar en Música Directa", si este figura  en la ficha del disco, cuando está disponible en nuestra tienda, o acceder a otros vendedores haciendo “clic”, desde aquí mismo, en el enlace Los-vendedores.

Comentado en web:

Crítica discos / JOSÉ LUIS PALACIO: Sólo corazón

Piezas para guitarra. José Luis Palacio, guitarra.

Musicando10 M10012 · 53’ · DDD

 



La crítica

El corazón basta

Grabado en octubre de 2021 en Torrelavega y producido por Musicando10 con el apoyo de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria, “Solo corazón” es el título del primer álbum de José Luis Palacio, músico torrelaveguense de talento excepcional cuya figura, sin embargo, apenas ha trascendido el reducido círculo de los aficionados al flamenco, pese a contar con una obra sinfónica o para teclado más que interesante. Un título elegido cuidadosamente por su autor que encierra la verdad última de su música, su origen y destino y que despistará a quienes lo entiendan como un reclamo comercial.

Más allá de que por fin podamos escuchar la guitarra de José Luis Palacio en un disco sobriamente editado con fotografías de Pepe Lamarca, no cabe hablar de sorpresa para quienes, como el que suscribe, le conocemos desde hace más de treinta años, le hemos escuchado en vivo en innumerables ocasiones o tenemos noticia de su amplísimo catálogo de obras para guitarra: la inspiración, el nervio, el duende están ahí, desde el primer compás de “Errante” (tangos) hasta el último de la canción rumba que da título y cierre al disco.

El álbum consta de ocho piezas de otros tantos palos, pero da igual que José Luis Palacio toque por bulerías o granaínas: el caudal melódico, pulso, arrebato y riqueza de sus falsetas no decaen un solo instante; la evocación de vivencias y lugares queridos por el autor es siempre poderosa y se hace casi palpable con unos discretos efectos sonoros que contribuyen a pintar un paisaje del cual el oyente, que quizás tiene un alma más gitana de lo que le gusta admitir, querría ser parte.

Es sabido, en fin, que el flamenco no se caracteriza por la sofisticación ni la complejidad, ya se trate de baile, cante o toque; antes bien, su fuerza radica en la inmediatez, en la comunicación directa, aparentemente improvisada, de emociones reconocibles y, en este sentido, la música de José Luis Palacio no especula, va por lo derecho hacia lo sustancial. Por eso, a buen seguro, el cantautor Nando Agüeros, declarado admirador de su arte, ha escrito: “Su guitarra es un puñal, homicida de calvarios / bálsamo que a diario escuece como la sal / quejío que espanta el mal / jondura que nace del Lacio / sus manos son un palacio / sus dedos son un cristal”. Por eso, cualquier aficionado a la música, no necesariamente al flamenco, debería escuchar este disco.

Darío Fernández Ruiz

198
Anterior Crítica Discos / Mendelssohn, Fanny & Félix. Obras de cámara