Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / X Aniversario Coro Fundación GSD - por Sol Bordas

Madrid - 02/07/2022

Ciudades de gran densidad de población, como Madrid, están empezando a tener un interesante tejido musical semiprofesional, que, más allá de las orquestas de renombre y edificios emblemáticos, contenedores de conciertos del más alto nivel, ofrecen un repertorio poco habitual y que, como en este concierto que nos ocupa, amplia los horizontes de los espectadores y de la vida cultural de la ciudad.

El coro de la Fundación GSD conmemora este año 2022 su décimo aniversario con numerosas actuaciones, entre las que tiene programadas un viaje a Roma donde cantará la misa dominical en San Pedro en el mes de julio, o el estreno de Lapidario de Tomás Marco, obra encargada a tal propósito celebrativo. El concierto del pasado 25 de junio en la Iglesia de las Mercedarias Descalzas estaba organizado en colaboración con la asociación Aeterna Musica que, casualmente, también este año celebra su décimo aniversario, y suponía el proyecto culminante de la temporada.

Esta doble celebración fue apoteósica: las cincuenta voces del coro, acompañadas por la Orquesta de la Universidad Carlos III, el organista Juan Manuel Checa y cuatro cantantes solistas bajo la batuta de Jerónimo Marín, director del coro desde sus inicios dejaron impresionado y emocionado al numeroso público asistente.

El repertorio elegido eran piezas de música sacra de tres compositores no muy conocidos en España cumpliendo así el compromiso con la obligación divulgativa y pedagógica de la Fundación GSD. Pudimos así conocer a dos compositores contemporáneos, el irlandés Michel McGlynn (1964) y el noruego Ola Gjeilo (1978) con preciosas obras de corte clásico y alguna audacia novedosa en su armonía. Del alemán Josef Rheinberger (1839-1901) que fue un importantísimo profesor, organista y compositor en Munich, donde también fue maestro de capilla, ofrecieron dos obras: el Stabat Mater Op.138 para coro, cuerdas y órgano, y la Misa en DoM Op.169 para solistas, coro y orquesta.

Esta misa, que data de 1891 y fue una de las últimas compuestas de las 14 de su catálogo, se presentó en la versión no para orquesta completa, sino en la adaptación del propio Rheinberger para cuerdas y órgano. Sorprendentemente, aún no existe grabación discográfica de esta obra, ni siquiera dentro de la integral de su producción sacra que Bernius y el Kammerchor Stuttgart ha desarrollado en el sello Carus Verlag, y, con toda probabilidad, suponía su estreno en España. La música de este autor, poco conocido por aquí, es de gran calidad melódica y de construcción, con una buena orquestación y profundo impacto emocional; sin llegar a la genialidad de sus coetáneos, merece la pena prestar atención a su obra.

La interpretación ofrecida por Jerónimo Marín (colaborador habitual de RITMO) fue de alto nivel, y a ello contribuyó no solamente la buena preparación del Coro Fundación GSD, con voces bien empastadas y equilibradas, y la sección de cuerdas de la OUC3, orquesta llena de jóvenes instrumentistas, pero con talento suficiente como para haber encarado con éxito en sus últimas temporadas una integral de las sinfonías de Beethoven; sino también el cuarteto solista, cuatro cantantes curtidos en mil batallas de buena voz y musicalidad.

El director Jerónimo Marín, uno de los músicos más interesantes y activos en Madrid, cuenta en su preparación con cuatro licenciaturas: Profesor Superior de oboe y canto, Filología Hispánica, Historia y Ciencias de la Música. Es barítono profesional, docente y director, y también se ocupa de recuperar obras importantes del patrimonio musical español, como el proyecto actual de recuperación de la música sagrada de Manuel García. A lo largo del concierto pudimos admirar su sabiduría, energía y expresividad envuelto en una capa de sencillez y modestia ejemplar.

¡Feliz X aniversario Coro Fundación GSD! ¡Feliz X aniversario Aeterna Musica!

Fue una tarde inolvidable, y como tal lo reconoció el abundante público con sus aplausos prolongados.

Sol Bordas

 

Guiomar Cantó, soprano. Daniela Wladimirova, alto. César Gutiérrez, tenor. Alfonso Baruque, bajo. Juan Manuel Checa, órgano.

Coro Fundación GSD. Orquesta de la Universidad Carlos III. Dir: Jerónimo Marín.

Media Vita de McGlynn. Ubi Caritas de O. Gjeilo. Stabat Mater Op.138 de J. Rheinberger. Misa en DoM Op.169 de J. Rheinberger.

Iglesia de las Mercedarias Descalzas, Madrid. 25-06-22

345
Anterior Crítica / Del otro lado del océano - por Luis Mazorra Incera
Siguiente Crítica / Analítica interpretación - por José Antonio Cantón