Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Una prometedora generación de jóvenes directores canarios - por Juan F. Román Rodríguez

Las Palmas de Gran Canaria - 23/11/2021

La aparición en nuestro país de una nueva generación de directores de orquesta, con una sólida formación generalmente completada en el extranjero, también ha tenido su reflejo en Canarias. Karl Mark Chichon, director artístico y titular de la Filarmónica de Gran Canaria, ha mostrado repetidamente su interés por apoyar a las nuevas generaciones de directores locales.

La invitación a David González dentro de la temporada de abono de la orquesta es un ejemplo más.

González inició su intervención con Huapango de José Pablo Moncayo, excelentemente expuesto en la recreación del folclore mejicano, colorista y de fuerte impronta rítmica, sin relegar del lirismo de la parte central, ni descuidar la gradación de intensidades.

En este sentido las Noches en los jardines de España obtuvieron una interpretación orquestalmente notable, tanto por la finura de trazo, como por el colorido instrumental desplegado, que recordaba al mejor Debussy o a Ravel, y por la variada paleta dinámica desplegada, aunque aquí González podría haber hilado aún más fino, pues el piano poético y delicado de Juan Pérez Floristán, impecable en la recreación nocturnal y atmosférica como en la racialmente andaluza, copla de la Danza Lejana, resultó lastrado por la obligación de eliminar la tapa del piano ante la especial distribución de la orquesta motivada por la Covid19, lo cual difuminó el sonido del piano y limitó mucho su proyección a la sala.

La Cantata de Ernesto Mateo “Montañas Sagradas de Gran Canaria”, para soprano, coro mixto y orquesta, encargada por el Cabildo de Gran Canaria para celebrar la declaración como Patrimonio Mundial de la Unesco de Risco Caído y los espacios sagrados de Gran Canaria, fue estrenada hace dos años por el coro y la orquesta Filarmónica de Gran Canaria, obteniendo en mi opinión en esta segunda lectura a cargo de David González, una plasmación mejor definida de los múltiples planos sonoros y un mayor cuidado por el detalle, destacando especialmente la labor del Coro, compleja por tesituras y afinación, y la valiente prestación de la soprano Estefanía Perdomo, por momentos al límite de sus posibilidades, en una parte extensa y ardua por sus exigencias en el registro agudo y la potencia vocal demandada.

Juan Francisco Román Rodríguez

 

Juan Pérez Floristán, piano.

Estefanía Perdomo, soprano.

Coro OFGC / Luis García Santana, director.

Orquesta Filarmónica de Gran Canaria / David González.

Obras de Moncayo, Falla y E. Mateo.

Auditorio Alfredo Kraus.

Las Palmas de Gran Canaria.

362
Anterior Crítica / Lorca oscuro y trágico - por Juan Carlos Moreno
Siguiente Crítica / Novedades en el XV Premio "Frechilla - Zuloaga" - por José M. Morate Moyano

Selector de temas