Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Un concierto de 1814

Barcelona - 27/01/2020

El pasado 24 de enero, la Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) dio comienzo al ciclo de cinco conciertos con que esta temporada conmemora el 250 aniversario del nacimiento de Beethoven. Y lo hizo con un programa que reproducía otro dado por el propio compositor el 27 de febrero de 1814 en Viena, interesante por la combinación de sinfonías de repertorio con otras partituras que bien pueden calificarse de rarezas. Al frente de la orquesta se situó su principal director invitado, un Jan Willem de Vriend que ha introducido a los músicos en la interpretación del repertorio barroco y clásico con criterios historicistas.

Sus versiones son siempre convincentes, muy frescas, y no fue la excepción este día, a pesar de que en la juvenil e intrascendente escena lírica Tremate, empi tremate el entusiasmo le llevara a tapar frecuentemente a las voces. La Sinfonía n. 7 que siguió fue abordada con un tempo vertiginoso y un ímpetu muy beethoveniano, rayando incluso el frenesí. Ciertamente, fue como si De Vriend se tomara al pie de la letra aquella definición que Wagner hizo de esta obra como “la apoteosis de la danza”…

La segunda parte se abrió con La victoria de Wellington, pieza de circunstancias pura y dura, muy menor en el catálogo del compositor, pero cuya misma exageración y pompa la hacen simpática, y más en la versión que el director dio de ella, siempre atenta y nada dada al efectismo gratuito. Como cierre, la Sinfonía n. 8, probablemente lo mejor de la velada, pues aquí pudo De Vriend jugar más con los matices, dar un enfoque más clasicista no exento de gracia y humor.

Juan Carlos Moreno

Orquestra Simfònica de Barcelona i Nacional de Catalunya (OBC) / Jan Willem de Vriend. Mercedes Gancedo, soprano; Marc Sala, tenor; Riccardo Certi, bajo.
Obras de Betthoven.
L’Auditori, Barcelona.

Foto: Jan Willem de Vriend.

298
Anterior Crítica - Concierto de Aranjuez de Enrike Solinís (Real Filharmonía de Galicia)
Siguiente Crítica - Música francesa por un director australiano (ROSS)

Selector de temas