Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Sociedad Filarmónica de Las Palmas de Gran Canaria

​Las Palmas de Gran Canaria. - 05/05/2019

Tras la Semana Santa la veterana Sociedad Filarmónica de Las Palmas ha retomado su actividad con un recital de piano a cargo de Mei-Ting Sun. El pianista chino organizó la velada en dos partes bien diferenciadas. La primera, integrada por los 24 Preludios de Chopin, permitió apreciar a un músico de sólido mecanismo y poderosa pulsación, con una mano izquierda impresionante, que gusta de las sonoridades plenas y rotundas, amplio uso del pedal de resonancia y tempi vivos, por lo que obtuvo sus mejores resultados en los preludios extrovertidos o dramáticos, resultado los más líricos distorsionados por un exceso de contundencia y premura en su exposición.

En la segunda parte, dedicada a transcripciones del propio Mei Ting de páginas orquestales: Till Eulenspiegels y las Cuatro últimas canciones de Strauss, estas últimas en su estreno mundial, y La Valse de Ravel, el chino demostró una envidiable capacidad para trasladar al piano las más intrincadas texturas orquestales, acomodando con naturalidad las múltiples partes instrumentales y haciendo gala de un apreciable sentido del color, aunque en las dos últimas canciones straussianas la parte vocal no siempre destacó con claridad sobre el denso tejido armónico. En general faltó sutileza en la exposición, tempi menos crispados y un mayor contraste en la dinámica, que casi nunca bajó del mezzo forte. 

Mei Ting Sun, piano. Obras de Chopin, R. Strauss/Mei Ting, Ravel/Mei Ting.
Sociedad Filarmónica de Las Palmas.
Paraninfo de la ULPGC.
Las Palmas de Gran Canaria.

Buscando nuevos caminos

La Sociedad Filarmónica de Las Palmas en su interés por salirse de los programas y formaciones más trilladas ha tenido el acierto de presentar un dúo violín-viola integrado por dos espléndidos músicos: Alexander Sitkovetsky, violín y Maxim Rysanov, viola. Ambos con una amplia y exitosa carrera como solistas internacionales y músicos de cámara con las más variadas formaciones que en el caso de Rysanov, uno de los mejores violas de la actualidad, se enriquece con su actividad como director, acometida en los últimos años. 

El programa se inició con el Dúo KV 423 de Mozart, impecablemente técnicamente pero musicalmente algo encorsetado. Hubo que esperar a los 3 Madrigales para violín y viola H 313 de Martinu para que el dúo desplegara sus muchas cualidades en una interpretación arrebatadora de una pieza excelentemente escrita y muy gratificante para el oyente.  Posteriormente ofrecieron una amplia selección de las Invenciones a dos voces de Bach y los Dúos para violín y viola Sz. 98 de Bartók, que interpretaron intercalados, intensificando así los contrastes entre las intemporales polifonías bachianas y las  raciales y vehementes danzas bartokianas.

Para concluir una virtuosística transcripción a cargo de Johan Halvorsen de la conocida Passacaglia de Haendel en la que los dos músicos deslumbraron por su magisterio técnico e interpretativo. 

Alexander Sitkovetsky, violín; Maxim Rysanov, viola.
Obras de Mozart, Martinu, Bach, Bartók, Haendel y Halvorsen.
Sociedad Filarmónica de Las Palmas.
Paraninfo de la ULPGC.
Las Palmas de Gran Canaria.

Juan Francisco Román Rodríguez

Foto: Maxim Rysanov (foto © Laszlo Emmer)

157
Anterior Crítica - Simbolismos oníricos (Orquesta Sinfónica de Galicia)
Siguiente Crítica - La mágica flauta de Pahud (OSCyL)