Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Serse, primor de Il Pomo d´Oro

A Coruña - 27/11/2018

Barroco en su mayor magnitud con Il Pomo d´Oro, que en su nombre homenajean a Antonio Cesti, autor de una ópera de 1666, destinada a los esponsales de Leopoldo I y Margarita Teresa de España en Viena, en medio de un gran aparato sonoro y escénico. Serse, ópera de Haendel para el King´s Theatre de Haymarket, con estreno en abril de 1738,  y que la posteridad sabrá recuperar. Quizás la última obra maestra y que gira en torno a una serie de enredos complejos con pareja de hermanas por medio. Las arias da capo y una serie de restricciones formales, típicas de la ópera seria, se trasmutan en una partitura fluida cuyas arias cortas, le darán amplitud para dar rienda suelta a su enfebrecida imaginación melódica, aunque situándose entonces en el límite del interés del público aficionado, que no mostraría gran entusiasmo, por lo que se retiró tras cinco representaciones.  Virtud del compositor sería su capacidad para describir los sentimientos que presentaban los textos, superando con ello las exigencias y los caprichos de los grandes divos. Logrará pues, espectáculos desbordantes de vitalidad, recurriendo a los medios más impensables.

 

Gran pasticcio de óptimos resultados artísticos por una colaboración en estado de gracia entre solistas y orquesta con un avasallador Franco Fagioli-Serse-, penetrante, abocado e incisivo como contratenor, y para idea, las arias de conclusión en cada parte Se bramate d´amar chi vi sdegna y punto de magnetismo con Crude furie degl´orridi abissi. La homogeneidad de registro y maneras de la siempre apreciada Vivica Genaux-Arsamene-, oportuna en los números de conjunto pero sublime en sus arias, de las que vendrán a colación Megglio in voi cal mio partire o Si, la voglio et l´oterrò!   Inga Kalna- Romilda-, es una soprano que abarca en plenitud la personalidad de su personaje, rica en armónicos y de un acento dramático respetable para arias como Va godendo vezzoso e bello, reafirmada en el acompañamiento de flautas y en Se brámate d´amor, voz con la que nos quedaríamos cortos en halagos. La contralto Luciana Mancini, sustituta de Marianna Pizzolato- Amastre-, con un dominio de desenvoltura dentro de su redondez de emisión, perfecto contraste para descentrar al propio Serse, bastaba con salirle al paso en arias como Se canglio spoglia, non cangio core y  en Anima infida, tradita io sono.  

Ana Quintans -Atalanta-, soprano cumplidora dentro de su rango de protagonismo menor pero que con el aria  Si, si, si, mio bene, si, si, constató las cualidades de sus agudos.  Andreas Wolf- Ariodate-, era el bajo preceptivo por arrogancia sin agobiantes autocomplacencias, tal cual confirmamos en el aria  Del Ciel  d´amore sorte si bella. Más fáciles se le presentaban las exigencias al bajo bufo Biaggio Pizutti- Elviro-, repartiendo con gracejo florecillas de su ramillete en la arietta Ah! chi voler fiora.  

Ramón García Balado

Amigos de la Ópera de A Coruña
Franco Fagioli, Inga Kalna, Vivica Genaux, Luciana Mancini, Ana Quintans, Andreas Wolf y Biagio Pizutti. / Maxim Emelyanychev. Il Pomo d´Oro.
Haendel: Serse.
Palacio de la Ópera, A Coruña

Foto: Ana Quintans.

612
Anterior Crítica - Centenario Bernstein
Siguiente Crítica - Andrew Litton con la OSG