Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Séptima edición de LittleOpera Zamora, un Festival consolidado - por Javier Semberoiz

Zamora - 08/08/2022

No todo es malo en Zamora en este verano de 2022. No podemos olvidar el trágico balance de los incendios que han asolado su paisaje natural y que han afectado a miles de habitantes, con quienes nos solidarizamos, pero buscando buenas noticias traemos aquí la reseña de la séptima edición del Festival LittleOpera Zamora, dedicado a la ópera de cámara.

Este año la edición de finales de julio ha constado de dos espectáculos escenificados nada más, ya que la proyectada La Obisparra, de Daniel Blanco, que iba a ser estrenada en Riofrío de Aliste y en Cañizares, ha sido pospuesta a finales de agosto, a causa de los estragos que el fuego ha provocado en estas dos localidades.

Previa a las dos óperas, la Gala Lírica del viernes 29 en la plaza de la Catedral tuvo una protagonista de excepción. Nancy Fabiola Herrera, una de las grandes mezzosopranos de nuestro país, ofreció un recital lleno de belleza y de generosidad por parte de la artista. Acompañada de la mejor manera posible por la batuta del maestro Miquel Ortega al frente de la Orquesta Sinfónica de Castilla y León, Herrera hizo un interesantísimo recorrido por el repertorio operístico para su cuerda, desde el Ombra mai fu del Xerxe de Handel, hasta el Da, chas nastali de la Joanna d’ Arc de Tchaikovsky. Aunque el plato fuerte fue sin duda, los fragmentos de la Carmen de Bizet, papel emblemático en la carrera de la artista, que bordó tanto en el programa oficial como en una de las propinas que dio. Una voz plena, acompañada de unos recursos dramáticos que aumentan su capacidad de transmitir y emocionar, Herrera convenció plenamente al público que llenó el aforo dispuesto al aire libre, que premió a la artista con una larga ovación.

El sábado 30 de julio tuvo lugar la representación en el Teatro Ramos Carrión de la ópera La vida secreta, del compositor portugués Nuno Côrte-Real, con libreto de Martha Asunción Alonso.  La obra, estrenada hace unos meses en Portugal, tiene como protagonista a Gala, y mediante su conversación en la consulta de un psicoanalista con un médico (personaje que solo aparece con una voz en offf) los espectadores entran en el mundo onírico y surrealista de Dalí, mundo del que participaba y del era muchas veces musa la propia Gala. El espectáculo estuvo muy bien definido por el director de escena Carlos Antunes, que apoya toda la obra en una escena fija (con el quinteto musical sobre el escenario) y en una proyección de imágenes inspiradas en el universo creativo del artista de Cadaqués. La protagonista absoluta fue la soprano Conchi Moyano, magnífica tanto en dotes dramáticas como musicales. Poseedora de una voz de hermoso color, con una proyección admirable, supo adecuarse a cada parte de la obra, lírica en los fragmentos que podemos definir como arias, y contenida en los momentos de cuasi recitativos. Dirigió el propio compositor, una obra que musicalmente resulta ecléctica en sus contenidos, atractiva y especialmente adecuada al libreto.

EL domingo 31, en el Teatro Principal, LittleOpera Zamora recuperó para la escena la ópera La araucana (o Glaura y Cariolano, como también se la conoce), de José Lidón, obra de 1791. Como desde el propio festival se ha reiterado en varias ocasiones, es la primera vez que esta ópera tiene una versión escenificada en tiempos modernos, ya que solo existe una versión en concierto (con una grabación no comercial) realizada en San Petersburgo en 2002.

Al frente del reparto Sonia de Munck (Glaura), con el papel más extenso, muy bien ajustada a su papel, por voz y actuación. El joven tenor Juan de Dios Mateos era su esposo, Cariolano, con una voz muy hermosa de timbre y color. En el otro papel femenino, la mezzosoprano Anna Tonna, aportó voz y cualidades escénicas a su papel. Y el barítono David Oller cumplió con el papel más corto de la obra muy adecuadamente. Dada la brevedad de la obra de Lidón, la producción de LittleOpera Zamora incluyó previamente en el montaje (sin solución de continuidad con la ópera) una tonadilla escénica de 1762 de Luis de Misón, La graciosa y el compositor. La protagonizaron, Tonna y Oller, quienes brindaron una actuación fresca y llena de gracia, y unas voces estilísticamente muy apropiadas. Tanto en la tonadilla como en la propia ópera es de destacar (y de agradecer) la intención (lograda en gran medida) de una pronunciación clara y limpia, por parte de los cantantes.

El encargado de dirigir esta obra ha sido Alberto Cubero, en un empeño participado también por quienes han sido artífices de la nueva edición musical, el musicólogo Luis López Ruiz y el ICCMU, con Álvaro Torrente al frente. El director, con buen criterio, distribuyó a sus músicos entre el foso del teatro y algunos palcos cercanos al escenario, y dirigió a orquesta y cantantes sin que ello fuera obstáculo. La música de Lidón, de aires claramente mozartianos, es de gran belleza, con una escritura por momentos adelantada a su época. Cubero supo atender a los detalles, y dirigió con tino a los cantantes, ofreciendo un espectáculo completo y de gran calidad.

El montaje escénico, obra de Gullermo Amaya, sitúa la escena en la España de los 80, inspirado en el cine quinqui (‘El pico’, de Olea, o ‘Deprisa, deprisa’ de Saura, como ejemplos). Curiosamente, funcionó trasladar un conflicto amoroso situado en la conquista y colonización española de América, a una escena dominada por pandilleros, yonquis y maderos. Aunque no todas las decisiones escénicas encajan, este montaje permite ‘refrescar’ un libreto difícil de asumir actualmente, sin necesidad de cambiar una coma del texto escrito originalmente.

En definitivamente, una edición que supera con creces las anteriores, y que, en nuestra opinión, consolida al Festival como uno de los más interesantes del panorama veraniego. Esperamos poder ofrecer la reseña, dentro de unas semanas, de La Obisparra, de Daniel Blanco, el espectáculo que ha sido pospuesto debido a los incendios de Zamora.

Javier Semberoiz

 

Zamora. Festival Little Opera

29 de julio: Gala Lírica. Nancy Fabiola Herrera, soprano. SCYL. Dirección: Miquel Ortega. Obras de Handel, Rossini, Mozart, Donizetti, Massenet, Bizet, Saint- Säens, Puccini, Verdi y Tchaikovsky.

30 julio: Côrte-Real, N.: LA VIDA SECRETA. Conchi Moyano, soprano. Ensemble Darcos. Dirección musical. Nuno Côrte-Real. Dirección de escena: Carlos Antunes.

31 julio: José Lidón: LA ARAUCANA. Luis Mirón: LA GRACIOSA Y EL COMPOSITOR. Sonia de Munck, soprano, Anna Tonna, mezzosoprano, Juan de Dios Mateos, tenor, David Oller, barítono. Orquesta Littleopera Zamora. Dirección musical. Alberto Cubero-Moreno. Dirección de escena: Guillermo Amaya.

 

Foto: EL domingo 31, en el Teatro Principal, LittleOpera Zamora recuperó para la escena la ópera La araucana.

1267
Anterior Crítica / Apuntes del Concurso Internacional de Piano de Santander - por Darío Fernández
Siguiente Crítica / Las bodas de Minkowski en Santander: bien, a ratos muy bien - por Darío Fernández