Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / “Por la puerta grande” (Orquesta Andrés Segovia - Gallardo del Rey) - por Paulino Toribio

Boadilla del Monte (Madrid) - 03/06/2021

Un nuevo concierto del Ciclo Boadilla Clásicos, celebrado el pasado día 23 de Mayo en el Auditorio Municipal de Boadilla del Monte, que también es el Teatro de la Escuela de Música, ¡ya quisieran para sí muchos Conservatorios Profesionales contar con estas instalaciones! En programa la Orquesta Andrés Segovia y el guitarrista José María Gallardo del Rey. Al frente, Victor Ambroa como concertino-director.

Un repertorio variado, ameno y ecléctico, de esos que invitan a un reencuentro con la naturaleza más luminosa y festiva de la música. Una apuesta segura y firme. Desde el buen gusto, la naturalidad y la energía de Boccherini en su Música Nocturna o de Vivaldi en su Concierto para guitarra en Re mayor, hasta la magia de Albéniz y la viveza de Piazzola. 

La Orquesta se mostró durante todo el programa, flexible, rica en matices y con un sonido lleno y abierto, sin reservas y sin complejos. Victor Ambroa es un auténtico maestro de ceremonias, discreto en sus movimientos, alejado de cualquier divismo, sin embargo mantiene a su formación bien unida y con un caudal de energía poderoso. El Concertino-Director es una figura siempre peculiar, un experimentado violinista que a su vez ha de trasmitir su estilo y su energía al resto de integrantes, no necesita de grandes aspavientos, su propia humanidad y personalidad le preceden.

José María Gallardo del Rey es otra de las apuestas seguras de la tarde, un guitarrista muy sólido, convincente siempre porque tiene tan integrada la naturaleza de su guitarra con su propia naturaleza, que su discurso nos lleva de la mano. Firme, resuelto, preciso, directo, comunicativo, vibrante. Comenzó con un Vivaldi sereno pero ligero de tempo en los Allegro y un segundo movimiento reflexivo, cadencioso con algunos giros cuasi flamencos. Le siguieron Córdoba y Sevilla de Albéniz, un Adiós Nonino de Piazzola en solitario, entrañable y un curioso arreglo del famoso Romance Anónimo con orquestación del propio Gallardo.

Recordemos que Gallardo del Rey en la actualidad lleva rodando por medio mundo junto al guitarrista flamenco Cortés, su peculiar y fantástico disco “Lo Cortés no quita lo Gallardo” una fusión magistral de dos conceptos de guitarra, la clásica y la flamenca. Al final lo que queda siempre es la buena música provenga de donde provenga.

La fiesta final llegó con Libertango y aquí se desplegaron las alas unos y otros, el escenario era un crepitar de ritmos y sonidos, la orquesta parecía multiplicarse y Gallardo del Rey rasgueaba sin parar su guitarra en unos últimos acordes frenéticos. El público en pie, vítores y bravos. Tres bises.

¡Rotundo éxito! ...hasta en la calle, algunos esperaban la salida de los músicos para brindarles una última ovación.

Paulino Toribio

Boadilla Clásicos

Orquesta de Camara Andrés Segovia

23 de mayo, a las 19:30 h. Auditorio Municipal

Boadilla del Monte. Madrid

Boccherini, Vivaldi, Albéniz y Piazzola

José María Gallardo del Rey, guitarra

Victor Ambroa (concertin-director)

582
Anterior Crítica / Un “Concierto” de Bartók para recordar - por Juan Francisco Román Rodríguez
Siguiente Crítica / El cálido sonido de Roberto Aussel (ADDA) - por José Antonio Cantón

Selector de temas