Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Mahler visita Baeza - por Jerónimo Marín

Baeza - 25/07/2023

Don Gustav Mahler sigue paseándose por Andalucía. Si hace poco estuvo en Granada, el 20 de junio, vino a visitar el Patio de la Antigua Universidad de Baeza, hoy en día instituto de secundaria donde aún se conserva intacta el aula donde Antonio Machado ejerció como docente, y, a buen seguro de que si hubieran coincidido, mucho tendrían de lo que conversar.

Vino a visitar esta bella ciudad Patrimonio de la Humanidad, junto a su hermana Úbeda, con motivo de la clausura de BaezaFest, un festival centrado en los jóvenes intérpretes y jóvenes orquestas que se ha desarrollado entre los meses de junio y julio, y que en cada edición va ofreciendo más y mejores conciertos, habiendo sido inaugurada esta XII edición con la JONDE.

Si en Granada se pudo escuchar la Sexta Sinfonía, en este concierto la Orquesta Joven de Andalucía puso en el atril la sinfonía anterior, la Quinta. Desde su creación en 1994, son ya más de mil jóvenes los que han podido beneficiarse en su formación de este proyecto. Tras un par de semanas de ensayos parciales, dirigidos por profesores especializados en instrumentos, y ensayos conjuntos con la dirección del titular del proyecto, en este caso Víctor Pablo Pérez, ofrecen sus resultados dentro de una pequeña gira, que, en este encuentro, les ha llevado al Festival de Granada, donde también pudieron acompañar en una selección de arias de Puccini a la gran soprano Gheorghiu, y a Baeza.

Si el asistente a uno de estos conciertos va con la idea previa de un concierto fin de curso desmadejado y con el aplauso garantizado de las familias, se sorprenderá de escuchar el gran nivel alcanzado por estos jóvenes, muchos de los cuales van a ser grandes profesionales en breve con toda certeza. Ayer ofrecieron una Quinta de Mahler de gran nivel, y no solo porque técnicamente son limpios y están todas las notas en su sitio, sino también por su grado de concentración y compromiso con la obra y el director, y la calidad expresiva y tímbrica. La Quinta Sinfonía es una obra muy compleja, como todo Mahler, y deja en ocasiones expuestas las vergüenzas a cualquier orquesta que no haya hecho bien los deberes, pero no fue este el caso de la interpretación de la Orquesta Joven de Andalucía. Es de recibo destacar, aunque no vengan nombres en el programa, a algunos de los solistas, empezando por el trompeta primero, con ese solo inicial “llamada del destino” que atemoriza a cualquier primer atril a la vez que es el sueño de cualquier interprete de trompeta el poder tocarlo; también en el Scherzo, el primer trompa, que toco el movimiento puesto en pie por su relevancia, bordó su interpretación con un sonido amplio y flexible, de buen color; y, finalmente, habría que destacar a toda la sección de cuerda, cuyo empaste, y afinación incluso en los pasajes en que las series de semicorcheas se amontonan, fue de gran calidad.

Nada de esto hubiera sido posible sin el trabajo previo de Víctor Pablo Pérez, veterano maestro con muchas horas de vuelo y repertorio en sus espaldas, que con su gesto contenido puso orden y emoción en la interpretación; en este caso, nos consta que el trabajo de los ensayos ha sido extenuante y debe ser cuidadosamente planificado para alcanzar el magnífico resultado que se pudo escuchar.

No se puede pensar en una más brillante clausura de esta BaezaFest.

Jerónimo Marín

 

Orquesta Joven de Andalucía.

Víctor Pablo Pérez, director.

Patio de la Antigua Universidad, Baeza.

20-07-2023

393
Anterior Crítica / Sentimientos estivales - por Luis Suárez
Siguiente Crítica / Múnich: una Aida con minúsculas - por Juan Antonio Llorente