Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Los caminos que llevaron a Roma (OCNE)

Madrid - 19/06/2019

Programa brillante el que ofreciera la Orquesta Nacional de España bajo la batuta de Paolo Bressan. Un programa estructurado en tres episodios relativamente autónomos. De comienzo, el agónico-romántico y obsesivo, pero hábil y tenazmente desarrollado por su autor Serguei Rachmaninov, despliegue del Dies Irae gregoriano en: La Isla de los Muertos. Un crecimiento obstinado y paulatino con momentos álgidos que destacaron ya la capacidad del podio para lograr, sin fisuras, amplios clímax de tensión progresivos de la orquesta. Una capacidad que se vería recompensada de nuevo, en el último tramo del concierto.

Precisamente, como anticlimax de aquella ostentación agonizante, se sucedió el estreno de la obra encargo de la Orquesta y Coro Nacionales de España con motivo de la conmemoración del II Centenario del Museo Nacional del Prado: Desert de Ramon Humet. Una obra que, protagonizada por el exótico timbre del shakuhachi de Horacio Curti, destiló, pacientemente también, una estética oriental, antítesis de aquellas ínfulas previas… y no digamos ya, de las que se seguirían tras el descanso. Todo un oasis de tensión para nuestros oídos occidentales aún presos de una concepción romántica irredenta.

Porque tras aquel descanso preceptivo, preceptivo más que necesario tras aquella página de estreno, se reservaba, sin prácticamente espacio entre ambas salvo unos breves pero atinados aplausos extemporáneos, los aclamados poemas sinfónicos de Ottorino Respighi: Las fuentes de Roma y Los pinos de Roma.

Mención especial a la interpretación de la primera de las obras, las Fuentes que, en justicia, debería haber extendido con generosidad aquella ovación que, en exceso tímida, se deslizó al punto espontánea, y unos estimulantes Pinos del Gianicolo en la segunda, donde un inspirado clarinete solista, protagonista por mor de la extrovertida partitura de Respighi, tuvo mucho que ver en aquel resultado, sin quitarle valor al resto de profesores… y al podio mismo, por descontado.

Luis Mazorra Incera

Orquesta Nacional de España / Paolo Bressan. Horacio Curti, shakuhachi.
Obras de Humet, Rachmaninov y Respighi.
OCNE. Auditorio Nacional de Música. Madrid.


Foto: Paolo Bressan, Horacio Curti y Ramon Humet / © Rafa Martín (OCNE)

645
Anterior Crítica - Dobles emparejamientos - (Orq. de la Comunidad de Madrid)
Siguiente Crítica - La dramaturgia y los hechos (Tosca - Gran Teatre del Liceu)