Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Lección magistral de Ton Koopman en el Festival de Granada - por Gonzalo Roldán Herencia

Granada - 30/06/2023

El Festival Internacional de Música y Danza de Granada vuelve a apostar por la música barroca, incluyendo un ciclo Bach que persigue la recuperación de la música del padre del Barroco de la mano de los grandes intérpretes del momento. En la presente edición ha invitado a Ton Koopman como músico residente, el cual ofrecerá varios conciertos con música del kantor de Leipzig e impartirá una clase magistral sobre el repertorio para órgano de Bach, dentro de los Cursos Internacionales Manuel de Falla.

El director y clavecinista Ton Koopman ha visitado varias veces el Festival de Granada. Debutó en Granada el año 1988, dirigiendo a la Orquesta Barroca de la Comunidad Europea en un programa con obras de Bach y Haendel. Regresó como organista en 1992, interpretando en la Iglesia de la Magdalena música barroca española y alemana. Ahora, en su regreso esta temporada al Festival, ha ofrecido sendos conciertos acompañado por la Amsterdam Baroque Orchestra; en el programa figuraban la Pasión Según San Juan, que interpretaron en el Colegio Mayor Santa Cruz la Real, o la Ofrenda musical ofrecida en el Patio de los Mármoles del Hospital Real.

La interpretación de la Pasión según San Juan de Johann Sebastian Bach dirigida por Koopman contó en los papeles solistas con la soprano Hana Blaziková, el tenor Tilman Lichdi, el contratenor Maarten Engeltjes y el bajo Klaus Mertens. Accidentado por un retraso en el vuelo de los artistas, la Pasión tuvo que empezar con media hora de retraso. Aún así, pese a lo atropellado de la llegada de Koopman a Granada, consiguió crear el ambiente perfecto para esta partitura. Fue un concierto íntimo, contenido, con una interpretación elegante muy acorde con la piedad y el contenido semántico de los textos seleccionados por Bach, que cosechó una prolongada ovación.

Pero sin duda, donde Koopman ofreció toda una lección de interpretación y estilo fue con la propuesta que desplegó para la Ofrenda musical del genio Bach, que interpretó en el Patio de los Mármoles del Hospital Real, con una selección de solistas de la Amsterdam Baroque Orchestra que incluyó a Catherine Manson y David Rabinovich a los violines, John Crockatt a la viola, Bob Smith al violonchelo y Michele Zeoli al violón, con la solista Kate Clark a la flauta.

La Ofrenda musical es un estudio de las técnicas de composición utilizadas durante el Barroco que Johann Sebastian Bach compuso para el rey de Prusia Federico II, quien lo recibió en abril de 1747 en su corte y que le propuso el tema musical inicial. El maestro de capilla de Leipzig, según las crónicas, lo utilizó como motivo para improvisar una fuga y para desarrollar, en tan solo dos meses, este monumento musical.

Ton Koopman aprovechó la organización de la obra presente en la primera edición. Abrió el concierto con el Ricercar a tres voces para clave, seguido de los 9 cánones con la intercalación de la fuga canónica; después interpretó la sonata trío en estilo galante (muy del gusto de Federico de Prusia, con la flauta como solista en homenaje al rey), y cerró con el Ricercar a 6 para todos los instrumentos. La obra es una rúbrica perfecta a la intelectual profundidad que desplegaba en su estilo el último Bach, habida cuenta de que el estilo estaba cambiando y de cómo sus hijos anticipaban ya los nuevos tiempos para la música de mediados del siglo XVIII.

El clavecinista y director, profundo conocedor de la música de Bach, interpretó magistralmente el Ricercar inicial y las partes de continuo. Dirigiendo desde el clave articuló una interpretación de la Ofrenda musical medida y con un perfecto equilibrio de las distintas partes. La delicadeza y elegancia de su pulso, la exactitud de los tempi y la clarividencia en la organización del discurso fueron la tónica general de su interpretación, regalando al público del Festival una de las mejores versiones que hemos podido escuchar de la obra en los últimos treinta años. En todo momento el discurso expresivo y el desarrollo intelectual de la obra fueron perfectamente perceptibles para el oyente, quedando en el ambiente una sensación de plenitud que muy pocas veces se obtiene con la música en directo.

Al finalizar el concierto Antonio Moral, director del Festival de Granada, subió al escenario para entregar a Ton Koopman la medalla de honor del Festival en reconocimiento a sus muchos años de recuperación y difusión del repertorio antiguo. Koopman es profesor de clave en el conservatorio de la Haya y miembro de honor de la Royal Academy of Music. El director y clavecinista aceptó emocionado el galardón, agradeciéndolo con humildad y compartiéndolo con todos los músicos y formaciones que le han acompañado en esta andadura; al final de su intervención, lanzó un mensaje sencillo, pero bien claro: su deseo de que, año tras año, el Festival de Granada programe siempre más música de Bach.

Gonzalo Roldán Herencia

 

Festival de Granada

Johann Sebastian Bach, Pasión Según San Juan BWV 245 (1724); Ofrenda Musical BWV 1079 (1747).

Amsterdam Baroque Orchestra

Director: Ton Koopman (clave)

Colegio Mayor Santa Cruz la Real, 28 de junio de 2023 / Patio de los Mármoles del Hospital Real, 29 de junio de 2023

 

Foto: Al finalizar el concierto, Ton Koopman recibió la medalla de honor del Festival en reconocimiento a sus muchos años de recuperación y difusión del repertorio antiguo / © Fermín Rodríguez

114
Anterior Crítica / Temperamentos - por Luis Mazorra Incera
Siguiente Crítica / Ton Koopman, el orfebre de Bach - por Mercedes García Molina