Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / La Traviata en el Palau de la Música Catalana - por Jordi Calvet

Barcelona - 15/11/2021

Hace poco pude disfrutar de volver al magnífico Palau de la Música Catalana, después de un año sin prácticamente poder asistir a conciertos en directo, fue un auténtico placer pisar esta emblemática sala Barcelonina.

Lo hice con motivo de la representación de la ópera La Traviata de Giuseppe Verdi que trata de los desventurados amores de la cortesana Violetta Valéry y el joven Alfredo Germont, Pero La Traviata no es solo una arrebatada tragedia, también es un retrato de los desafíos de la juventud a la moral y las convenciones sociales de la hipócrita burguesía del siglo XIX.

Con libreto de Francesco Maria Piave. Fue estrenada en el "Teatro La Fenice" de Venecia, el 6 de marzo de 1853.

Seduce al publico por uno de los preludios más bonitos jamás compuestos y por arias impetuosas "Sempre libera", "Pura siccome un angelo", "Amami, Alfredo" y así en un largo catálogo de escenas que sin duda llegan de manera arrebatadora al público.

La puesta en escena que pude ver en el Palau era sencilla, pero te hacía entender en cada momento la situación que se vivía. Está claro: a veces lo sencillo es lo que mejor funciona.

En relación a los intérpretes, quiero destacar la interpretación del tenor Sergi Giménez Carreras (Alfredo) (sustituto a última hora de Facundo Muñoz por enfermedad).  Su seguridad interpretativa a nivel teatral y musical fue magnífica, pero por encima de todo la calidez de su voz, y su delicadeza expresiva permitió empastar perfectamente con la magnífica voz de Sara Bañeras (Violetta) Que dejó al publico con más ganas de escucharla.

Alberto Cazes (Germont) nos dejó sin palabras en todas sus intervenciones especialmente en sus arias, una voz clara y profunda con una musicalidad exquisita.

Quiero remarcar también la profesionalidad y nivel del resto de solistas y coro.

La orquestra, con una calidez de sonido magnífica, estuvo dirigida maravillosamente por el maestro Adolf Gassol, atento en todo momento a las necesidades de la escena y con un resultado musical extraordinario.

Y por último, felicitar a NovAria Artists, una productora que apuesta por la calidad y hace una buena propuesta operística a la ciudad de Barcelona. Bien seguro que estaré atento a las próximas representaciones operísticas de esta productora.

Jordi Calvet

 

Palau de la Música

Orquestra NovAria Barcelona

Adolf Gassol, dirección musical

Laureà Plà, dirección escénica

Eric Varas, dirección coro

NovAria artists, dirección artística

Ballet NovAria / Coro NovAria

1427
Anterior Crítica / Cuarteto Quiroga: la música nos devuelve la luz de la razón - por Alicia Población
Siguiente Crítica / Homenaje al movimiento - por Juan Gómez Espinosa