Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - ‘La luz de enero’: concierto monográfico de Graciela Jiménez en Moscú

Moscú - 12/01/2020

El pasado 3 de enero, en la sala Myaskovsky del Conservatorio Tchaikovsky de Moscú, se celebró un concierto monográfico de la compositora y pianista Graciela Jiménez. Ha sido la segunda ocasión que la destacada compositora ofrece un concierto en esta capital cultural del mundo de la música. La vez anterior fue el pasado 3 de agosto de 2019, en la sala Rachmaninov, donde presentó por primera vez su música instrumental en el país eslavo. El 3 de enero, tras el buen sabor dejado por la actuación del mes de agosto, Graciela Jiménez ha continuado presentando nuevas obras instrumentales de su amplio repertorio.

El programa del concierto se abrió con ‘Mediterráneo’ en la versión para clarinete y piano, continuó con nuevas versiones instrumentales de los ciclos ‘Lienzos inmóviles’ (chelo y piano), ’Y el jardín huele a infancia…’ (clarinete y piano) y canciones ‘Olvido’, ’Flor del viento’ (violín, chelo y clarinete), se amplió con ‘Inminencia’ (chelo y piano) y la versión de ‘Baguala’ preparada especialmente para esta ocasión (violín, chelo, clarinete, piano y tambora) y se culminó con el ciclo vocal ‘La luz de enero’.

El ciclo ‘La luz de enero’, que coronó este brillante programa, fue interpretado por la soprano rusa María Chelmakina. El público quedó gratamente impresionado del nivel emocional de la interpretación y del sentimiento aportado, en los textos de Federico Garcia Lorca. Quedó también patente el gran interés y la gran pasión por la música interpretada por parte de todos los músicos que participaron en el concierto. Las impresiones de la música y del diálogo entre la compositora (que actuó como pianista) y los músicos fueron tan intensas y profundas que crearon silencios extraordinarios después de cada pieza.

Graciela Jiménez, tras el concierto, recibió comentarios muy elogiosos como: «al sonar, esa música se empujaron las paredes de la sala llevándonos a otro espacio», «la música de cámara vocal suena muy teatral, y la instrumental suena sinfónico», «la música está llena de colores que crean un lienzo vivo y volumétrico», «fue muy interesante, insólito y sublime».

 Por: Anastasia Novoselova, doctora en musicología

Foto: Graciela Jiménez

Conservatorio Tchaikovsky de Moscú
Sala Myaskovsky

Graciela Jiménez (Compositora)
Diversas obras instrumentales
Varios intérpretes.
3 de enero de 2020

338
Anterior Crítica - Conrado del Campo, de nuevo en la Fundación Juan March
Siguiente Crítica - Geoffrey Styles, entre Elgar y Copland (Real Filarmonía de Galicia)

Selector de temas