Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Keaton-Vermut - por Luis Mazorra Incera

Madrid - 25/01/2023

El maquinista de la General de Buster Keaton es una obra maestra del cine universal de todos los tiempos de este joven y séptimo arte. No nos cabe la menor duda. Su virtual manejo de diversas situaciones cómicas y dramáticas, genial por momentos, con un entorno levemente político, social y antibelicista de fondo, más incisivo, quizás, al otro lado del charco, sigue entusiasmando, también, a este otro lado (... del charco).

La idea de incorporar esta película íntegra en las dos pantallas laterales acompañada desde el órgano de la sala sinfónica del Auditorio Nacional de Música por Juan de la Rubia, en el, ya veterano, ciclo sabatino Bach-Vermut que auspicia el Centro Nacional de Difusión Musical, fue un acierto.

No sólo por el tirón popular que el cine, el cine clásico y el mal llamado "mudo" incluso, como es el caso, sino por la necesidad de abarcar con protagonismo y necesidad otras disciplinas propias de todo organista que se precie de tal nombre, como es, ha sido históricamente y será, la improvisación, y, así, tender efectivos puentes entre unas artes y otras, sean éstas circunstancialmente encumbradas, utilizadas o, tristemente relegadas o encasilladas. Y, claro está, entre unas y otras "tribus" (urbanas o no) de público asociadas a ellas.

Por cierto, puestos a hacer algún comentario crítico al respecto (por si se repite la experiencia, digo), eché en falta pantallas un poco más amplias que las habituales que se emplean en este ciclo para un menester menos comprometido: ilustrar visualmente los virtuosos trabajos del organista. Una nueva  circunstancia se daba en esta puntual ocasión (y en las que vengan, como dije), donde el aspecto visual era (es) tan relevante y protagonista, diría incluso, tan… trascendente (que ya se sabe, dando una vuelta al refrán: "ojos que ven..., corazón que siente…").

Todo un éxito de público, pues, como señalé, ya perceptible en taquilla, en un clima, ciertamente festivo, frío pero luminoso en la intemperie exterior y, aquí dentro, cálido, artístico y estimulante intelectualmente; acompañado, eso sí, del, también, clásico vermut (que ya está de vuelta con sus bulliciosas colas incluidas, tras los obligados rigores de la pandemia) y la atmósfera jazz en los generosos espacios que deja este versátil Auditorio.

¿Cine "mudo"? ¡Pero si nunca pudo decirse más en la pantalla! Con permiso de  Bach: un Keaton-Vermut en toda regla.

Luis Mazorra Incera

 

Juan de la Rubia, órgano

Improvisación, órgano acompañante de la película "muda" El maquinista de la General de Buster Keaton.

Bach-Vermut / CNDM. Auditorio Nacional de Música. Madrid.

 

Foto © Rafa Martín

115
Anterior Crítica / Trastornos de amor - por Genma Sánchez Mugarra
Siguiente Crítica / La vida breve - por Luis Mazorra Incera