Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Guinovart plays Gershwin - por Luis Suárez

Tarragona - 04/07/2022

“Rhapsody in Blue” de George Gershwin es una de las obras maestras de Gershwin más queridas, la mayoría de las personas que se han interesado por su música han llegado a amarla y a incorporarla a su repertorio. y, por lo general, recordarán con cariño como su primera introducción al entretenido trabajo del norteamericano.

Es el caso del polifacético pianista y compositor Albert Guinovart, que la lleva interpretando hace muchos años por todos los escenarios. Al programa se junta inteligentemente, uno de los artistas estadounidenses que causaron sensación al tocar esta pieza, Leonard Bernstein; del cual se interpretaron la “Obertura de Candide” y “Danzas Sinfónicas de West Side Story”. La lectura de Guinovart, una vez más no defrauda. Se muestra animada, llamativa, con un blues intensamente romántico en su sentimiento, sonando con la dirección de Grau como notablemente fresca, con gran claridad y color de exuberante orquestación de Ferde Grofè.

Guinovart se sumó asimismo a la orquesta en las “Danzas” de Bernstein, demostrando una vez más su gran versatilidad. La acústica al aire libre del estío permitía escuchar los oboes y las flautas y los pequeños solos de violín…, así como la magnífica sección de percusión, con gran detalle, siempre con lecturas detalladas y libres de lo que podría llamarse manierismos o rasgos muy distintivos.

Su impacto entre el público asistente podría atribuirse a algunos factores: la amplia gama de estilos compositivos y orquestales, desde cool swing jazz y matices de pop latino hasta música clásica; la universalidad de la historia, que enfrenta a los amantes desvalidos contra el mundo; y una variedad de canciones que van mucho más allá de las odas de amor sentimentales que son los elementos básicos de los musicales (aunque también tiene algunas de ellas), incluidas algunas posturas francamente duras y comentarios sociales sardónicos. Las últimas frases de los "End Credits" que cierran la partitura tienen unos tonos fúnebres supremamente en auge, en consonancia con el final pesimista de la película.

Por supuesto la entrega total de los músicos, disfrutando como el que más con interpretación de las obras, hizo que se contagiase con el público aún más finalizando con el bis del “Mango” pronunciado a pleno pulmón. Programa corto, para finalizar temporada, pero realmente efectivo para comenzar con optimismo el verano.

Luis Suárez

 

Teatre Audori Camp de Mart, Tarragona. 02/07/2022

Albert Guinovart, piano.

Franz Schubert Filharmonìa. Tomàs Grau, director.

Obras de George Gershwin y Leonard Bernstein.

346
Anterior Crítica / Contención y potencia - por Luis Mazorra Incera
Siguiente Crítica / Creando afición con John Williams - por José Antonio Cantón