Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Carmen vuelve de nuevo

Las Palmas de Gran Canaria - 26/06/2018

Hacía 6 años que los Amigos Canarios de la Ópera no ofrecían Carmen y su elección del titular de la Filarmónica de Gran Canaria, Karl Mark Chichón, como director musical, fue tal vez lo más acertado de la velada. Chichon conoce la partitura al detalle y se movió desahogadamente entre los variados ambientes que pueblan la pieza de Bizet, otorgando a cada uno su carácter específico, sin excederse pero tampoco quedarse corto. En sus manos la Filarmónica de Gran Canaria sonó con ductilidad y precisión, ora brillante ora sombría según demandaba la acción, atendiendo además a las necesidades específicas de los diferentes cantantes y los coros. De éste último supo obtener delicados matices en los coros de seducción del primer acto, mientras el coro infantil sonó afinado y seguro. El apartado de los cantantes fue más discutible. Annalisa Stroppa encarnó a una protagonista creible, gracias a un físico acorde al rol, su óptima capacidad actoral y una voz de mezzo que tiene en un registro agudo bien proyectado y su capacidad para el matiz sus mejores bazas, frente a un grave de escaso cuerpo y su timbre poco seductor. El Don José de Leonardo Caimi presentó más problemas.

Un físico verosímil, su adecuado desempeño como actor y una voz de tenor de buena pasta, no obviaron problemas de emisión, pese a las buenas maneras en el aria de la flor, que le impidieron mantener una línea de canto coherente, rematada por agudos casi siempre destemplados. Irini Kyriakidou brindó una Micaela en carácter, prodigando agradables reguladores, aunque su voz no sea exactamente la lírica que demanda la parte, lo que la  obligaba a forzar su instrumento, con la consiguiente pérdida de redondez y dulzura en la expresión. Escamillo es un caramelo envenenado que terminó atrapando a Dalibor Jenis, barítono sin el registro grave que exige el torero, que intentó compensar con unos agudos resonantes mantenidos hasta el límite. Muy solventes los secundarios. Abanauara Graffigna, Frasquita; Manuel Pierattelli, Rermendado, Caterina Piva, Mercedes y José Antonio García, Zuñiga, con especial mención a Issac Galán, barítono lírico de voz lozana y timbre luminoso que se ocupó de Morales y Dancäire. A la escena y vestuario de Jesús Ruiz, una Andalucía tradicional cabalmente recreada, le faltó individualizar más nítidamente a Carmen, imposible de diferenciar visualmente del coro. Francisco López movió convenientemente a todos los implicados, iluminando acertadamente los distintos cuadros.  

Juan Francisco Román Rodríguez

Annalisa Stroppa, Leonardo Caimi, Irini Kyriakidou, Dalibor Jenis, Issac Galán, Abenauara Graffigna, Ricardo Bernal, Caterina Piva, José Antonio García. Coro de la Ópera de Las Palmas de Gran Canaria. Orquesta Filarmónica de Gran Canaria/Karel Mark Chichon. Escena: Francisco López. Carmen. Producción Teatro Villamarta de Jérez.
Teatro Pérez Galdós
Las Palmas de Gran Canaria

Foto: Annalisa Stroppa como Carmen.
Crédito: Nacho González

327
Anterior Crítica - Todo -o casi todo- tiene arreglo
Siguiente Crítica - Segundas partes nunca fueron buenas

Selector de temas