Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Armónicos (United Instruments of Lucilin)

Madrid - 17/02/2020

Un programa en línea con las Series 20/21 del Centro Nacional de Difusión Musical en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, fue ofrecido por el grupo instrumental de cámara luxemburgués United Instruments of Lucilin, que sólo necesitó de director en su última obra, para sexteto. Un estreno, este último, Boyish de José Luis Valdivia Arias que, pese a su algo superior monto de elenco, no fue la página más ambiciosa estéticamente, con un formato en dos movimientos e interválicas asociadas al flamenco. Un final en punta, ecléctico, de gustosa apariencia, un tanto alejado de lo que había sido, hasta aquel momento, la tónica general.

Inmediatamente antes, Prima domenica de Domeniche alla periferia dell’impero de Fausto Romitelli,  presentó un estimulante desarrollo técnico alrededor de sonoridades resultantes, gestos y tímbricas compuestas, armónicos ligeramente no temperados protagonistas, medulares, y pacientes ostinati de conjunto y a solo.

Las obras anteriores se habían apoyado, mayormente, en una contumaz respiración divisoria, por momentos en un entrecortado hochetus puesto al día. Como en el planteamiento inicial del otro estreno absoluto de la tarde y encargo del grupo, Hagi de Clara Olivares, que combinó esta articulación formal con detalles tímbricos, como las técnicas sobre timbal. Asimismo, con una conjunción más vistosa y entrelazada de gestos instrumentales en la tercera de las partituras ofrecidas en programa: Zenit de Claude Lenners.

Y, entre tanto, un más escueto por plantilla pero no por pretensiones, Helmut Lachenmann: Trío fluido… Fluido, sin lugar a dudas… y ambicioso…, mano a mano entre clarinete, viola y diversos estratos de cualidades acústicas diversas en una percusión afinada.

En lo que al United Instruments of Lucilin ataña, una ejecución impecable, con naturalidad y sin aspavientos, sólida, sin altibajos, amoldada a todos aquellos episodios técnicos en leve crescendo de comunicación con el público, eso sí, con aquel oasis-Lachenmann y el relativo salto estético que supuso alguna de las citadas.

Luís Mazorra Incera

United Instruments of Lucilin: André Pons-Valdès, violín; Danielle Hennicot, viola; Ingrid Schoenlaub, violonchelo; Sophie Deshayes, flauta; Max Mausen, clarinete; Olivier Sliepen, saxofón; Guy Frisch, percusión; y Steve Boehm, director.
Obras de Lachenmann, Lenners, Olivares, Romitelli y Valdivia.
CNDM. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid.

Foto: United Instruments of Lucilin © Emile Hengen

282
Anterior Crítica - Descubriendo un Puccini (ABAO)
Siguiente Crítica - Dos genios a ambos lados de telón de acero

Selector de temas