Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Tonhalle-Orchester Zürich

Un paso adelante

abril 2016

Zürich, la pequeña ciudad del país alpino, situada en el centro de Europa, en la llanura central de Suiza y en el extremo norte del Zürichsee (lago de Zurich), que en el siglo XX se convirtió en el centro comercial y financiero de Suiza, y que acoge a un gran número de entidades financieras de la banca internacional, no es solo una ciudad de banqueros en un país de bancos, es también centro cultural del país. La ciudad que vio nacer el movimiento dadaísta en el cabaret Voltaire, alberga las extraordinarias vidrieras de Chagall de la abadía de Fraumünster, medio centenar de museos, numerosas galerías de arte y dos baluartes del conocimiento: la Universidad de Zürich y el prestigioso Instituto Federal de Tecnología (ETH), cantera de más de 20 ganadores del Premio Nobel. Pero para los aficionados a la música clásica la ciudad suiza es, sobre todo, la ciudad de la Opernhaus Zürich y la Tonhalle-Orchester Zürich, la orquesta que llevó a cabo el primer estreno autorizado por Wagner de Parsifal, fuera del Festival de Bayreuth.

La Tonhalle-Orchester Zürich, la más antigua de Suiza y una de las principales orquestas sinfónicas de Europa, fundada en 1868, está formada en la actualidad por 100 músicos de 20 nacionalidades distintas, entre los que se encuentran el español Luis Esnaola (Madrid, 1985), líder de la sección de segundos violines y el único español de la Tonhalle. La célebre orquesta, que cuenta con más de cuarenta grabaciones discográficas con obras de Richard Strauss y Schumann y los ciclos completos de las Sinfonías de Beethoven, Mahler, Brahms y Schubert, ha recibido destacados premios y reconocimientos, incluido el premio de la crítica alemana por su memorable grabación de las Sinfonías de Beethoven bajo la batuta del americano David Zinman, director titular de la orquesta durante dos décadas (hasta la temporada 2013-2014) y hoy, director honorario.

Lionel Bringuier

Junto al joven Lionel Bringuier (Niza, 1986), actual director musical y director principal de la orquesta, tras finalizar su exitosa gira por Europa junto a la violinista Lisa Bathiashvili (Artist in Residence de la presente temporada), el pianista Jean-Yves Thibaudet y el chelista Gautier Capuçon, la orquesta continúa con su programa de conciertos en Zürich. Durante la temporada 2015/2016, la Tonhalle-Gesellschaft Zürich ofrece un total de 154 actuaciones con 103 programas diferentes, que incluyen 33 conciertos dentro del programa educativo, 62 eventos musicales de distinta índole y 101 conciertos en la Grossen Saal de la Tonhalle, la sala de conciertos sede de la orquesta, inaugurada por Johannes Brahms en 1895, que cuenta con un aforo de 1500 butacas y que es una de las salas de conciertos con mejor acústica del mundo.

Desde que Ilona Schmiel (Hannover, 1967) asumió su puesto como nueva  Intendantin al inicio de la temporada 2014/2015, soplan nuevos aires en la Tonhalle-Orchester Zürich, que inicia así una nueva era. El compositor, clarinetista y director Jörg Widmann sucede a Esa-Pekka Salonen como Creative Chair de esta temporada que continúa con la serie Tonhalle LATE-Classic meets electronic y, además, presenta dos importantes novedades: TOZdicover, evento para jóvenes entre 16 y 21 años, y TOZintermezzo, conciertos de tarde con Apéro (aperitivo), en los que el director y la orquesta presentan una obra maestra, un nuevo formato de conciertos que se celebran durante tres jueves de la temporada, que duran aproximadamente tres cuartos de hora y finalizan con un aperitivo entre todos los participantes. Ilona Schmiel afirma que, además de mantener el Klang (sonido) propio de la orquesta, otro de sus objetivos es: “ampliar el repertorio con la música del siglo XXI y, sobre todo, el acercamiento del público, romper la barrera entre público y escenario, que la Tonhalle sea una casa para los estudiantes de la Zürcher Hochschule der Künste y de todos”. “Para mí -insiste la Intendantin-, es muy importante intercambiar opiniones con el público para saber qué obras encajan con otras a la hora de programar, es importante que solistas y directores encajen en determinadas obras; respondo personalmente a los emails y, por supuesto, acepto cualquier feedback, aunque sea negativo”.

Tras asistir el pasado 6 de abril al extraordinario concierto de la Orquesta, con un programa dedicado al Concierto para piano de Grieg (Jean-Yves Thibaudet), y el Cuarteto en sol menor Op. 25 de Brahms/Schoenberg, que cautivó literalmente al público de la Grossen Saal, pudimos comprobar que nunca hubo tanta gente joven entre el público. Algo habitual, según nos confirmaron, desde que la nueva Intendantin tomó las riendas de la Tonhalle-Orchester Zürich.

Foto: Grossen Saal de la Tonhalle, la sala de conciertos sede de la orquesta, inaugurada por Brahms en 1895.
Acred: PriskaKetterer 

http://www.tonhalle-orchester.ch/ 

Lorena Jiménez 

1053
Anterior Concurso Rookie Chamber Music - Premiados I Edición
Siguiente Macarena Martínez