Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Manuel Busto

Talento y pasión

Mayo 2023

Manuel Busto, que este mes hará su debut con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá, habla con RITMO sobre su colaboración con el Ballet Nacional de España, su doble faceta como director de orquesta y compositor, y sus próximos proyectos operísticos, tras el éxito cosechado con La mujer tigre.

Los días 4, 5, 6 y 7 de mayo estará al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia con su ballet La Bella Otero, compuesto por encargo del Ballet Nacional de España. ¿Qué características presenta esta obra desde el punto de vista musical? 

Debutar con una orquesta sinfónica siempre es algo muy especial y si, además, es con el Ballet Nacional de España y mi propia partitura, a la que tengo tanto cariño, es algo único. Las características de los pentagramas de La Bella Otero han recibido el mismo comentario por parte de los profesores de las diferentes orquestas que ya lo han interpretado: “Maestro, esta partitura es muy ambiciosa”… Lo que puede que se deba a la propia exigencia de la misma, y al hecho del reflejo sonoro que ya exige la propia vida de la Bella Otero en la versión coreográfica de Rubén Olmo con dramaturgia de Gregor Acuña. Un planteamiento sin ningún tipo de muro estético o estilístico y una partitura cuya unidad creativa está estudiada a conciencia desde el plano micro-analítico, y cuya principal dificultad es mantener todo esto junto a la propia frescura de la riqueza musical de la danza española con todos esos recursos creativos de las corrientes de los últimos tiempos: desde una muñeira a un cancán bajo códigos flamencos, e incluso momentos donde las técnicas extendidas son las protagonistas en atmósferas que así lo necesitan. En esta obra, los músicos flamencos forman parte de la orquesta como un músico más, lo que le da una personalidad única.

¿Cómo surge su colaboración con el Ballet Nacional de España, del que es uno de los directores invitados? ¿Cuáles son sus próximos proyectos con el BNE? 

Surge con la incorporación de Rubén Olmo a la dirección del mismo, con el que ya había coincidido por primera vez en un espectáculo de Rafaela Carrasco para la Bienal de Sevilla, en el que yo era compositor y director. Mi perfil poco común de director y compositor, así como mi experiencia y formación en el terreno del flamenco, el folklore y la danza, les pareció interesante. Y como proyectos más inmediatos, seguiremos con la gira de Invocación y de La Bella Otero, ballet con el que debutaré en el foso del Teatro Campoamor de Oviedo en el mes de junio.

¿Le ayuda su formación como compositor a la hora de dirigir? ¿Comenzó primero sus estudios como director o como compositor? 

Indudablemente, no sólo la formación como compositor, sino que, ser un compositor en activo te hace entender cualquier partitura como director. Y ser un director en activo influye al compositor para escribir algo, de forma que la ejecución garantice aquello que imaginaste como creador. Mi caso es un poco extraño, pero me siento un privilegiado de estar desarrollando (a costa de un gran sacrificio y muchísimas horas) estas dos carreras  paralelas que fueron como un sueño desde mi adolescencia. Aún recuerdo, a los trece años, cuando mi abuelo comenzó a enseñarme las primeras lecciones de armonía… Entonces ya sabía que iba a ser compositor y que iba a estudiar y formarme todo lo que fuera necesario para ello. Y lo mismo ocurrió con la dirección; a los 15 o 16 años conocí al maestro Milanés (mi primer y gran maestro) y tras hacer un curso con él, habló conmigo y mi familia para que fuera su “aprendiz”… Luego completé mi formación en Italia y Suiza, y empecé como director del coro de niños del Teatro de la Maestranza… Y pronto tuve la oportunidad y la suerte de trabajar como director asistente de grandes maestros, como Maurizio Benini, al que considero mi mentor en el terreno operístico. 

Recientemente ha dirigido La bohème en el Festival “Maria Biesu” de Moldavia y La Traviata en el Teatro de la Maestranza de Sevilla, ¿le gustaría dirigir más ópera? ¿Qué otros títulos operísticos le gustaría abordar en un futuro? 

No puedo decir que me gusta dirigir más una cosa u otra… Me mimetizo con lo que estoy estudiando o dirigiendo en cada momento. La ópera es el género donde lo musical, lo teatral y la danza se presentan como una sola unidad y, por tanto, es la obra de arte más compleja y exigente para el director de orquesta. Con respecto a los títulos, indudablemente algunos de los más conocidos por el gran público… y algunos ya están en mi agenda para próximas temporadas. Pero hay también obras de compositores como Manuel García a las que me encantaría dar vida, o títulos del repertorio de la zarzuela…

Ha recibido la prestigiosa Beca Leonardo de la Fundación BBVA con el proyecto “El flamenco en la ópera como necesidad creativa: Bodas de sangre. Ópera sobre la tragedia rural de Lorca” ¿Qué nos puede adelantar de esta nueva ópera? ¿Será en la línea de La mujer tigre

La partitura está terminada, y ya está anunciada como próxima obra dentro del catálogo de Universal Edition, casa radicada en Viena que edita y distribuye mi obra en general. En comparación con La mujer tigre: el hecho de que sean libretos tan alejados el uno del otro hace que a nivel teatral y musical, y por tanto a nivel operístico, estén a gran distancia; también hay diferencias en lo que respecta a las dimensiones, porque una es camerística y la otra de gran formato a todos los niveles. Pero sí tienen en común el desarrollo investigativo-experimental del flamenco y la música actual al servicio de la potenciación de la dramaturgia teatral. En esta ocasión, será la primera vez que se aborde un título tan imponente como Bodas de sangre en una creación que concibe como un solo ente sobre el escenario y el foso cantantes líricos y flamencos, así como el baile desde un punto de vista sonoro.  

por Mario González

https://manuelbustoartist.com

Foto: El director y compositor Manuel Busto debuta en mayo con la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá.

110
Anterior Silvia Olivero Anarte
Siguiente Entre tríos y estrenos