Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Manrico Padovani

Toda una vida con Beethoven

Julio-Agosto 2021

El violinista ha grabado en vivo el Concierto para violín de Beethoven en el sello Ars Produktion. “La búsqueda del violinista con el Concierto de Beethoven es un continuo work in progress”, afirma en esta entrevista.

Qué tiene que decir a la audiencia con una nueva grabación del muy grabado Concierto para violín de Beethoven…

He tocado este Concierto desde que era un niño, en especial los movimientos extremos, para llegar con el tiempo y la madurez a encontrar la serenidad y profundidad de la partitura, sobre todo para el movimiento lento central. Aunque el momento decisivo vino con mi maestra, Aida Stucki. Con ella encontré la vía definitiva para tocar esta música, que también me ha ayudado a escribir un ensayo analítico sobre esta obra. La búsqueda del violinista con el Concierto de Beethoven es un continuo “work in progress”. De hecho, esta es mi segunda grabación del Concierto Op. 61, la primera fue en estudio, pero haberla grabado en vivo esta vez ha sido una experiencia muy excitante; hay una especial tensión con las grabaciones en directo. Podría decir que he tratado de ser lo más técnicamente preciso posible, sin tocar en un “modo seguro”, dejando correr el virtuosismo romántico en las cadenzas. Creo que he logrado una interpretación muy intensa, colorida y, sobre todo, auténtica.

¿Puede ser el primer concierto para la historia donde la orquesta adquiere un lugar tan prominente como el instrumento solista?

En algunos Conciertos para piano de Mozart ya encontramos la importancia de la orquesta. Beethoven sí inventó nuevos efectos, como la primera entrada del violín. De hecho, es el primer concierto de la historia que comienza con una gran cadenza de entrada, que, a la vez, es muy delicada y peligrosa… Por otra parte, en este Concierto tenemos una gran demostración de la habilidad de Beethoven de fundir el violín como solista y en su interacción con la orquesta, la cual es a menudo acompañada por el violín y no de manera opuesta.

¿En este caso cómo ha sido la colaboración con Prague Philharmonic y Boris Perrenoud?

Estoy muy feliz y me siento afortunado de haber tenido esta oportunidad en Praga, porque la atmósfera de trabajo fue perfecta, tanto con la maravillosa Prague Philharmonic como con Boris Perrenoud, con el cual había trabajado en varias ocasiones los Conciertos de Brahms, Prokofiev, Paganini o este de Beethoven, siempre en un entorno de musicalidad y armonía.

Y además participan la Russian Philharmonic Orchestra Moscow para la Romanza n. 1 y el pianista Igor Longato en la Sonata Op. 12 n. 1

Igualmente, encontré un nivel muy alto en la Russian Philharmonic Orchestra Moscow y fueron igualmente flexibles. Aprecio mucho a Igor Longato, pianista italiano y también director, que fue un socio en el que pude confiar y entregarme; siempre encontraba la solución a cualquier “problema”.

¿Qué le aporta Beethoven en su vida?

Gracias a él, desde adolescente comencé a comprender la esencia de la música. Antes de esto, solo estaba fascinado por el violín y el amor por mi instrumento. Beethoven tuvo una vida complicada, desde combatir el alcoholismo de su padre, que lo acompañó toda su vida, y elegir con total responsabilidad el mantenimiento de sus jóvenes hermanos. O sus constantes cambios de domicilio. Este ir y venir lo encontramos continuamente en su música. Su falta de compromiso con una línea artística definida, le hizo crear obras visionarias, no adscritas a una corriente; la misma Novena Sinfonía fue compuesta bajo una sordera absoluta… El ejemplo de Beethoven me ha brindado la inspiración de mi vida.

¿Nos puede hablar de las cadencias que utiliza en este Concierto?

Mi idea inicial era tocar las propias cadenzas escritas por Beethoven en la versión para piano de esta obra, adaptadas al violín, que he tocado en otras ocasiones. Dedicada al famoso pianista italiano Muzio Clementi, la cadenza del primer movimiento en la versión de violín requeriría la participación de los timbales, y preferiblemente también la participación de un piano para traer de vuelta todas las notas que Beethoven escribió en su cadenza en el arreglo para piano. Además, hay en el tercer movimiento no una, sino dos cadenzas. En este caso concreto, para la preparación de la interpretación en vivo de esta grabación, como por desgracia ocurre casi siempre, sólo hubo un ensayo y un ensayo breve en la iglesia antes de la actuación. Por tanto, preferí, por la grabación, evitar cualquier riesgo y elegir otra solución. Hay incontables cadenzas escritas por grandes violinistas del pasado, como Kreisler, cuya cadenza es la más interpretada, Joachim o Vieuxtemps, entre otros. Personalmente, caí fascinado por la cadenza para el primer movimiento de Leopold Auer, aunque no tanto la que escribió para el tercer movimiento. Finalmente me decidí por la de Auer para el primer movimiento, la cual es poco conocida, y consideré tocar la mejor cadenza para el tercero, que es sin duda la de Kreisler. Espero que los oyentes encuentren esta combinación de cadenzas tan fantástica como a mí me lo parece.

Fue un aniversario beethoveniano el de 2020 marcado por las cancelaciones de conciertos por el Covid, que por decirlo de alguna manera también “afectó” a Beethoven…

El virus ha traído una gran cantidad de dolor y uno sólo podría afirmar con gran dificultad que algo positivo ha salido de él. Pero de hecho, con el enorme problema, muchas personas tuvieron que volverse flexibles, de alguna manera para adaptarse y cambiar sus pensamientos, actitudes y hábitos. Y quienquiera que pueda traer tal cambio a sí mismo, ya ha logrado una increíble cantidad de cosas positivas. Prácticamente todos los empleos y actividades (a excepción de algunos casos afortunados, como los sitios web sociales o Amazon) han sufrido mucho. Este es, por supuesto, también el caso de los conciertos dedicados a Beethoven en su 250 aniversario. Pero en 2027, dentro de muy poco, lo celebraremos de nuevo con el bicentenario de su fallecimiento, y será el momento de devolverle todos los conciertos suspendidos en 2020 y conmemorar de esta manera al más importante compositor de todos los tiempos.

por Blanca Gallego

www.manricopadovani.com

www.ars-produktion.de

Foto: Manrico Padovani ofrece en su interpretación del Concierto de Beethoven las múltiples caras del genio de Bonn.

126
Anterior Josep Vila Jover
Siguiente Carlos Damas

Selector de temas