Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Joan Enric Lluna

Viaje a Nápoles con Vicente Martín y Soler

Abril 2024

El músico, clarinete solista de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, director y fundador de Moonwinds y profesor de la ESMUC y del Trinity College de Londres, impulsa un proyecto de recuperación y reivindicación de la obra de este reconocido compositor valenciano, coetáneo de Beethoven, Haydn y Mozart y el predilecto del público europeo de la época.

¿Qué labor de investigación y musicológica ha hecho falta para que Un viaje a Nápoles haya visto la luz? 

Los manuscritos de los dos ballets, los primeros que se encuentran de los 16 catalogados, fueron liberados por la biblioteca del conservatorio de Nápoles hace pocos años. Me los presentó la musicóloga, y actual subdirectora del Palau de la Música de Valencia, Nieves Pascual, a la que había pedido ayuda para buscar los conciertos para clarinete catalogados. Los conciertos no los hemos encontrado y no pierdo la esperanza, sin embargo, Nieves me puso al corriente de los manuscritos de los ballets La Bella Arsene y El Rapto de las Sabinas, escritos y estrenados en Nápoles entre los años 1780 y 1782. Al proyecto se incorporó el musicólogo, pianista y director de orquesta Robin Sansen y la musicóloga y profesora de la Universidad de Oviedo Miriam Perandones. 

¿Cómo nace este disco grabado en directo en el Auditorio de Castellón y cómo valoraría la aportación de ARIA classics al proyecto?   

La esencia de mi proyecto ha sido, no solamente la edición y publicación de las partituras, sino también su difusión. Gracias a la ayuda del Institut Valencià de Cultura pudimos poner en marcha el proyecto. En el Auditorio de Rafelbunyol (Valencia) hicimos pruebas con el magnífico ingeniero de sonido y músico Fernando Arias, director de ARIA classics. El concierto de estreno fue emocionante, cuando escuchamos el resultado decidimos que la versión en directo tenía mucha más energía, más vida. Fernando ha sido un apoyo imprescindible en el proceso y estamos muy satisfechos con el disco.

El álbum incluye la versión sinfónica de los ballets La bella Arsene y El rapto de las sabinas. ¿Está satisfecho con la acogida que ha tenido 243 años después?

El concierto de Castellón fue un éxito, gran parte del público era consciente de la importancia de ese momento, de lo emocionante que es redescubrir una música que ha estado dormida, olvidada. El disco acaba de salir, es pronto para conocer la opinión de la crítica, pero hemos detectado mucho interés en el mundo musical.

¿Qué aporta este trabajo a la discografía? ¿Por qué promueve un proyecto de recuperación y de reivindicación de la obra de Vicente Martín y Soler (Valencia 1754 - San Petersburgo 1806)?

Aporta una música del Clasicismo europeo con un color muy español, y si me apura valenciano; también la reivindicación de una figura que merece ser mucho más valorada. Este compositor triunfó en toda Europa, desde Nápoles a Viena pasando por Londres y San Petersburgo, donde murió. Estamos trabajando para llevarlo a teatros, tanto en formato concierto como en formato ballet; hemos hecho propuestas a festivales, mantenido diversos contactos y pronto espero anunciar el debut de uno de los ballets con una compañía de danza.

Fue más popular que Mozart, su ópera Una cosa rara se repuso 55 veces en pocos años, e indican que su obra, más de 30 óperas y más de 16 ballets, plantea muchas incógnitas…

Cuando empecé a buscar sus conciertos para clarinete pedí ayuda al director Valéry Gergiev en una de las ocasiones que trabajé con él en el Palau de les Arts. Me facilitó un contacto en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo. Escribí y me contestaron muy amablemente abriéndome las puertas de los archivos. Este es un trabajo de musicología que necesitaría financiación para que expertos busquen en ese material. Hay muchísima labor por hacer y nuestras instituciones deberían apoyar la recuperación de su legado.

¿Por qué se olvidó su música?

Cuando murió la emperatriz Catalina la Grande, su protectora, cambió su suerte en San Petersburgo. Estuvo un año en Londres donde tuvo un gran éxito, pero volvió a Rusia y su carrera se fue apagando. Necesitamos que editoriales importantes publiquen su música y la difundan; y buenas discográficas como ARIA classics que pueden hacer que esta música se escuche en todo el mundo.

Se le conocía como el Mozart valenciano. ¿Equipararía su música a la del genio de Salzburgo?

En la presentación de los ballets en formato concierto, decidí poner en medio de Martín y Soler una de las más destacables sinfonías del genio salzburgués, la 25 en sol menor. Mi idea es contextualizar la música del valenciano con el referente indiscutible de su tiempo y dejar al público que compare. Sabemos que había una admiración mutua entre Martín y Soler y Mozart, que cita un fragmento de Una cosa rara en su Don Giovanni.

Usted es clarinete solista, ahora en excedencia, de la Orquesta de la Comunidad Valenciana, formación titular del Palau de les Arts…

El proyecto de Martín y Soler requiere mucha dedicación, mucho tiempo y claridad mental. Otros proyectos como solista y como director hicieron que decidiera hacer un paréntesis. Dentro de unos meses volveré con las pilas cargadas para aportar lo mejor de mí a esta excelente orquesta.

Ha actuado en los principales auditorios europeos bajo la dirección de grandes maestros y ha dirigido reputadas formaciones. ¿Qué otros proyectos tiene?

La actividad de Moonwinds continúa con intensidad y en mayo tenemos actuaciones en Alicante y en Madrid, en verano actuaremos en varios festivales y para el otoño hay varios compromisos más. Mi actividad como solista y como director también continúa y tengo varios recitales, con el violonchelista Miklos Perényi en Suiza, para la Sociedad Filarmónica de Valencia, conciertos de presentación de los discos, proyectos con el Brodsky Quartet, con el cuarteto americano Alexander String Quartet…

¿Tiene previsto publicar algún disco más en este año?

El 5 de abril Sony Classical lanzará al mercado la grabación que hemos hecho con el gran pianista Josu de Solaun de las Sonatas Op. 120 de Brahms. Este disco, con la producción de Fernando Arias, me hace especial ilusión por tratarse de mi primer proyecto con Josu, una experiencia intensa y enriquecedora, y nuestro debut con el sello.

por Alexis Moya

https://www.ariaclassics.com/store-1/p/un-viaje-a-npoles

www.ariaclassics.com

Foto: Joan Enric Lluna ha grabado para ARIA classics ballets de Vicente Martín y Soler.

71
Anterior Joan Soriano & Projecte SoXXI
Siguiente Europäische FilmPhilharmonie