Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


GENERACIÓN ESMAR

Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento

Mayo 2021

Sentamos a la mesa a los responsables de ESMAR, la Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento con sede en la Comunitat Valenciana, cuyo objetivo es formar profesionales cualificados y con un dominio completo de la técnica, preparados para desarrollar sus competencias en un mercado laboral cada vez más exigente.

Hemos visto que ha aparecido recientemente en los medios la Generación ESMAR, un concepto nuevo que ha irrumpido con fuerza en el panorama musical. ¿Qué es la Generación ESMAR? ¿Quiénes son los jóvenes de esta Generación?

La Generación ESMAR es la primera generación que se está formando en las aulas de la Escuela Superior de Música de Alto Rendimiento, un grupo de jóvenes músicos con un perfil muy potente y unas ganas imparables de aprender, de formarse y de ser los mejores en sus ámbitos. Empezamos a usar este término porque nos dimos cuenta de que realmente se estaba empezando a forjar entre ellos una comunidad, una especie de vínculo que va más allá de lo académico, y que surge de tener intereses comunes, sueños compartidos, luchar por las mismas metas, tener las mismas ilusiones. Y una generación, en el contexto cultural, es precisamente eso, un grupo de personas que se alinean con unos ideales comunes y que tienen una misma actividad artística. Y sí, es cierto que son jóvenes que están emergiendo con fuerza en el panorama musical actual, ¡son ya más de 200 alumnos en ESMAR! Estamos seguros de que esta generación dará mucho que hablar.

¿Podrían definirnos con algunos rasgos cuál es el perfil de los jóvenes de esta generación?

Sí, claro. Son rasgos que vemos en la mayoría de estos alumnos de ESMAR y, quizás, por eso, porque comparten mucho la manera de ver y entender el mundo, existe tan buena conexión entre ellos. Son jóvenes muy preocupados por recibir una formación de calidad, son inconformistas, en el sentido de que siempre quieren más, quieren ir un paso por delante. Son jóvenes muy exigentes consigo mismos en primer lugar, y con todo lo que les rodea en consecuencia. Son una generación comprometida con el mundo de la cultura, con el mundo de la música. En la mayoría de ellos vemos otros valores encomiables, como el compromiso social, la sensibilidad hacia lo artístico, la pasión por la música, el interés por las artes performativas y plásticas, el teatro, la ópera. Algunos están muy interesados también por el arte urbano, las culturas pop y las corrientes musicales folk y de músicas del mundo. Son jóvenes de su tiempo, del siglo XXI, viven con los pies en la tierra y tienen una forma muy genuina de entender el mundo. Nos sentimos muy orgullosos de estar formando a esta generación.

ESMAR es una escuela superior que nace rompiendo esquemas y con una gran tendencia a la innovación. Han reformado algunas de las viejas estructuras de los planes de estudio que nadie se atrevía a tocar hasta el momento. ¿En qué ha consistido la innovación de vuestro plan de estudios exactamente?

Si algo ha tenido claro ESMAR desde el principio es que no venimos a replicar los antiguos modelos del pasado. En ESMAR hemos llevado a cabo un profundo proceso de estudio y de renovación de las titulaciones para adaptarnos realmente a lo que la industria musical está pidiendo fuera de las aulas. No tiene sentido seguir “conservando” antiguos modelos con una sobrecarga lectiva que asfixia al estudiante y deja de tocar el instrumento, cuando lo que se está exigiendo a los titulados superiores es que compitan en pruebas y concursos con los mejores intérpretes que vienen de China, de América o de cualquier parte del mundo. Por eso, nuestro plan de estudios reduce al mínimo la carga de las asignaturas teóricas y le da la carga máxima de créditos a la asignatura del instrumento, para que los alumnos puedan realmente a dedicar sus años de conservatorio superior a convertirse en los mejores intérpretes que pueden llegar a ser. Queremos formar a los músicos más preparados para el mundo profesional.

Según tenemos entendido, el profesorado es precisamente una de las claves en esta ecuación, que aúna innovación y éxito educativo…

De hecho el profesorado es la piedra angular de este proyecto. Nadie puede enseñar lo que no tiene. Los mejores profesores de instrumento son aquellos que son o han sido grandes intérpretes y destacados pedagogos. Gente que ha hecho una carrera sobre los escenarios, y que la sigue teniendo y la compagina con las clases en ESMAR. Nuestro claustro de profesores está formado por auténticas puntas de lanza en cada una de sus especialidades, y su escuela de interpretación es una de las señas de identidad que está marcando a esta Generación ESMAR. Nombres como Pacho Flores en trompeta, Xelo Giner en saxo, Vicente Balaguer, Vasko Vassilev, Rubén Talón, Daniel Fuster, Stefan Schilli… Y así podríamos nombrar a todo el claustro de profesores.

Las pruebas de acceso son otro de esos ámbitos que hasta el momento se había cuestionado poco, y ahora las han vuelto completamente del revés. ¿En qué ha consistido esta remodelación?

Sí, las pruebas de acceso han sido otro de nuestros focos de acción porque se estaban replicando modelos que fueron diseñados en el pasado para contextos pasados, y nada tienen que ver con la situación actual. El alumnado sufre mucho enfrentándose a estas pruebas y muchas veces, hasta el mes de julio, o incluso septiembre, no saben si podrán tener una plaza o dónde tendrán que ir a estudiar el curso siguiente. Y así no se puede planificar una vida. Nosotros hemos abierto el período desde el mes de marzo hasta junio indefinidamente, para que cada aspirante pueda hacer la prueba cuando quiera, y así poder organizar su futuro académico. Además, como somos una Escuela Superior de proyección nacional e internacional, las pruebas se pueden hacer también en formato online o a través de una grabación. Y si aprueban la prueba porque superan los estándares de calidad requeridos, les garantizamos una plaza, no tienen que competir contra otros compañeros. Sin duda este modelo ha sido un gran avance del que nos sentimos muy satisfechos.

¿Y qué hay sobre las especialidades? ¿Qué se puede estudiar en ESMAR?

En estos momentos disponemos de los estudios de Grado en las especialidades de Interpretación, Pedagogía y Producción y Gestión, una especialidad muy interesante que se puede cursar en muy pocos conservatorios de España. Y además existe la posibilidad de combinar estas titulaciones y cursarlas simultáneamente, de modo que en dos años más tienes otra especialidad. También tenemos una oferta de másteres propios muy interesantes en temas como dirección, técnica pianística o método Suzuki. Y muy pronto ofreceremos también másteres oficiales en interpretación y pedagogía. Por otra parte, tenemos tres Programas de Alta Especialización para las edades de 8-14 años (Esmar Young Talent), de 14-18 años (Esmar Professional Program) y el de transición a la vida profesional (High Speciality Program), diseñados todos ellos para ofrecer una formación del máximo nivel en cualquiera de las etapas de la vida del intérprete. Y añadido a todo esto, ofrecemos continuamente cursos de perfeccionamiento, como el ya famoso curso de verano Esmar Estiu, seminarios internacionales, masterclass con profesores invitados… Todo un universo formativo que se adapta a todas las necesidades.

Es especialmente llamativo el proyecto que tienen con la orquesta, que funciona como si de una orquesta profesional se tratara... ¿Nos pueden explicar un poco más?

Exactamente así es. Si queremos que los alumnos estén preparados para trabajar en entornos profesionales, tenemos que proporcionales entornos profesionales. No queremos que la orquesta sea una asignatura más para cumplir con el curriculum, queremos que sea una verdadera experiencia de vida profesional. Formamos una gran orquesta sinfónica, la Orquesta Sinfónica ESMAR, y organizamos la asignatura por encuentros. En cada uno de ellos invitamos a un director de talla internacional, como Cristóbal Soler, uno de los grandes directores del Teatro de la Zarzuela; José Antonio Montaño o José Luis Estellés, directores de las principales orquestas internacionales, y durante una semana se monta un ambicioso repertorio de concierto con una tablilla de horarios de una orquesta real. El encuentro se cierra con un concierto público que pone el broche final. Además, damos la oportunidad al alumnado de tocar como solista al frente de la orquesta, algo que muy pocas veces los estudiantes tienen oportunidad de hacer. Toda una experiencia musical del más alto nivel, sin lugar a dudas.

Además de la orquesta, ESMAR publica constantemente una actividad artística muy interesante…

Interesante e incesante. Tenemos un Ensemble de Música Contemporánea, los Horizontes Sonoros XX-XXI, tenemos un ciclo de música de cámara, los Mood Thursday ESMAR (MTE), las audiciones periódicas de las aulas de instrumento y, otra de nuestras grandes innovaciones es el ESMAR Concert Hall, que permite que los alumnos tengan acceso libre para organizar sus propios conciertos y recitales cuando ellos quieran en el gran Auditorio ESMAR. Y todo esto, porque creemos que el intérprete se forma teniendo experiencias interpretativas. Y mucho más. Como dijo el poeta, se hace camino al andar…

por Lucas Quirós

Pruebas de acceso abiertas
Enseñanzas Superiores de Música en ESMAR
Curso 2021/22
 

www.esmarmusic.com

Teléfono 962 752 225

Encuéntranos en:
Instagram @esmarmusic
Facebook EsmarMusic
Twitter @esmar_de

Foto: “Nuestro plan de estudios reduce al mínimo la carga de las asignaturas teóricas y le da la carga máxima de créditos a la asignatura del instrumento”.

190
Anterior Estelle Revaz

Selector de temas