Música clásica desde 1929


Un punto de encuentro de actividades musicales con artistas, instituciones y gestores


Alejandro Román

Un compositor nada “estándar”

Mayo 2020

Alejandro Román (Madrid, 1971), es uno de nuestros compositores más polifacéticos. Su amplio catálogo incluye música sinfónica, música de cámara, piano y diversos instrumentos, así como música electroacústica, para teatro y danza. En el ámbito del canto cuenta con canciones, una ópera de cámara y una zarzuela. Su otra cara creativa se compone de un amplio catálogo de música de cine con varios largometrajes tanto de ficción como documental, telefilmes y cortometrajes, actividad que ocupa también como docente, investigador y especialista en música cinematográfica, faceta que desarrolla como profesor de Composición para Medios Audiovisuales del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, así como profesor y coordinador del Master de Composición Musical Cinematográfica de la Universidad Alfonso X el Sabio.

En su catálogo hay una amplia variedad de géneros, pero también es importante la música cinematográfica. ¿A cuál de todas le da más importancia o dedica más tiempo?

No me gusta distinguir la música para concierto de la que escribo para cine, a ambas le dedico todo el tiempo que puedo, amo la música en todas sus posibilidades y no soy capaz de decidir cuál es más importante. Eso sí, trato de cuidar siempre toda la música que escribo al máximo, y por eso le dedico mucho tiempo, pero todo depende del momento profesional en que me encuentre. En cuanto al cine, en 2018 recibí encargo por parte del Festival Música Sur de escribir la música para seis cortometrajes de Segundo de Chomón (Seis Segundos Electrizantes, Op. 71) que interpretaron en concierto el Trío Arbós acompañado del saxofonista Pedro Pablo Cámara junto a la proyección de las películas. En 2019 Juan Vicente Chuliá me propuso participar en su documental Danzantes, eligiendo algunas de mis obras para Trío que acompañan varias escenas de danza. A finales de año compuse la música de la película La Odisea de Vasi, para la que conté también con el Trío Arbós. Y ahora se me han acumulado varios proyectos cinematográficos.

¿A qué se está dedicando en estos largos espacios de tiempo debido al confinamiento?

He de decir que me falta tiempo. Suelo trabajar mucho, pero la obligatoriedad de permanecer en casa ha hecho que trabaje incluso el doble. Ahora me encuentro acabando de componer la música del largometraje Estándar, del director Fernando González. Se trata de una divertida comedia con toques de thriller protagonizada por Niko Verona, Susana Abaitua y Jesús Vidal, Goya a Mejor Actor Revelación. El protagonista, Tomás, es un personaje un tanto “frikie”, que trabaja en un súper de una pequeña ciudad como reponedor, al que le gusta dirigir en su casa “los grandes éxitos de la música clásica”, pero algo ocurre... La película habla de si ser una persona “normal” es a lo que debemos aspirar, o por el contrario, a pesar de estar rodeados de prejuicios, envidias y conflictos, ¿no será mejor ser alguien distinto, especial? La banda sonora contiene obras de Beethoven, Mozart y Tchaikovsky, y ha sido todo un reto, ya que debía combinar música de comedia clásica con toques de misterio, así como he compuesto varios momentos musicales de soul, rock y un dabadaba estilo película española de los 60, algo habitual para el compositor de cine, que suele tener que enfrentarse a desafíos como éste.

Y creo que cuenta de nuevo con el Trío Arbós…

Exacto, para la grabación de la música contaré de nuevo con el Trío Arbós. Juan Carlos Garvayo, José Miguel Gómez y Cecilia Bercovich abordan todo tipo de proyectos con una solidez siempre deslumbradora. Pero más allá de eso, son músicos de amplios vuelos y sin prejuicios ni complejos musicales, lo han demostrado ya de sobra interpretando todos los estilos y épocas, ya sea música contemporánea, clásica, flamenco, jazz o música de cine. Eso no es nada fácil, y ellos lo hacen como si lo fuera. Siempre que trabajo con ellos son capaces de llevar mi música a lo más alto. La película acaba con dos canciones, una para la escena final y otra para los créditos, la primera en estilo de balada americana y la última un pop-rock con letra de Alberto Hernández con una sección en la que hay un rap. Para cantar ambas canciones he contado con la increíble voz de Jorge Salán, nuestro cantante y guitarrista de rock más internacional.

Además de esta película, ¿está embarcado en otros proyectos?

Sí, como decía, se me han acumulado dos películas, por lo que también estoy escribiendo la música para el documental Corriendo por las Olas, de Diana de la Horna y Diego Gutiérrez. Trata de las denominadas “escuelas libres”, donde la enseñanza a los niños se realiza de manera distinta a la actual, de forma muy poco ortodoxa, pero que proporciona unos resultados espectaculares. La película pone de relieve la situación que vive la enseñanza tradicional y sus resultados frente a otras formas de educación donde el niño y el adolescente toman sus propias riendas tomando responsabilidades.

¿Y puede compatibilizar su faceta creativa con la docente?

Evidentemente tengo bastante trabajo estos días, porque además de componer he de continuar con mis clases, atendiendo a mis alumnos, pero online. He de decir que, en nuestro caso, en el de la docencia en composición, no ha habido para los alumnos demasiado cambio por la impartición de las clases mediante videoconferencia, dado que estas herramientas permiten compartir pantalla y el audio, por lo que es muy posible visionar y escuchar fácilmente sus trabajos.

¿Cómo cree que afectará la pandemia a la música?

Pienso que va a revolucionar muchas cosas, las hay negativas que ya todos conocemos, pero también traerá novedades en la forma en que nos relacionaremos. Las “nuevas tecnologías” están evolucionando a pasos agigantados, y lo que antes considerábamos poco práctico, ahora lo tendremos como herramientas fundamentales. Ya hemos visto cómo el teletrabajo en muchos casos funciona, y es un modo de cuidar el planeta realizando menos desplazamientos, tanto por carretera como aéreos. Como compositor le veo posibilidades también a la hora de realizar grabaciones o conciertos a distancia, ambas actividades cada vez más habituales. Y cuando el 5G sea una realidad y la velocidad de transmisión de datos se incremente, tocar juntos, grabar o dar conciertos desde diferentes puntos geográficos será posible, algo que actualmente no lo permite la latencia en las comunicaciones por red.

Hace unos años, en 2014, fue entrevistado en RITMO por el encargo que recibió para escribir la obra obligada del Premio Jaén de Piano, ¿sigue escribiendo para piano?

Por supuesto, el piano es mi instrumento, y forma parte esencial de mi catálogo, también en la música de cine. En 2016 fui el compositor homenajeado en el 17º Concurso Internacional de Piano “Compositores de España” de Las Rozas, y se pudieron escuchar mis obras, recogidas en el álbum “CIPCE Piano Works”. Desde entonces he escrito cuatro obras más, y el confinamiento me ha inspirado para escribir otra que comenzaré en cuanto me lo permita el cine. Por otra parte, hace poco se ha publicado el libro de la musicóloga Marta Cureses “Premio Jaén, nuevos caminos del arte y de la ciencia”, que recoge nueve estudios sobre la obra de los últimos compositores que han recibido encargo de la Diputación Provincial de Jaén para escribir la pieza obligada del concurso. Cada capítulo expone la trayectoria compositiva de cada autor, especialmente en lo referente a su catálogo pianístico, y he de decir que es sorprendente todo lo que refiere sobre mí y sobre mis obras en el capítulo que Marta me ha dedicado, incluyendo un análisis exhaustivo de mi Gaiena, diez paisajes jienenses, Op. 47.

Hablando de libros, usted no solo escribe música, sino que también tiene varias publicaciones…

Escribir se ha convertido en otra faceta que me apasiona. Comencé a tomarme en serio la escritura cuando asistía a los cursos de Doctorado. Ya había escrito algunos artículos anteriormente, pero al final es algo que no puedo dejar. Trato de aportar mi visión a partir de los planteamientos técnicos y estéticos que rodean el mundo de la composición. Tras “El Lenguaje Musivisual, semiótica y estética de la música cinematográfica” y “Análisis Musivisual, guía de estudio de la música cinematográfica”, puedo anunciar que muy próximamente acabaré la trilogía, que se completará con “Composición Musivisual, guía para la creación de música audiovisual”. Éste último es un libro de larga gestación, lo comencé en 2006, pero los otros se interpusieron en su camino. Es el más práctico de los tres, y casi lo tengo acabado, espero que pueda publicarse tras el verano.

Y, para finalizar, ¿qué proyectos le depara el futuro próximo?

Además de publicar el libro editaremos las bandas sonoras de mis últimas películas, y tengo pendiente terminar algunas grabaciones para un doble disco con la integral de mi obra para arpa y música de cámara con arpa. La idea es publicar todo este mismo año, aunque no sé cómo se desarrollará todo debido a la crisis que estamos viviendo. Y tengo otras dos películas, una de ellas la comenzaré en cuanto se pueda terminar de rodar. Antes del confinamiento había perspectivas de poder estrenar mi zarzuela “Matar a Cervantes”, con libreto de Ilia Galán, aunque como a tantos músicos la pandemia nos ha dejado sin muchas posibilidades, al menos hasta que no pase lo peor. Y como verá, poco tiempo me queda para dedicarme a mi obra sinfónica, aunque trataré de escribir al menos dos obras que tengo en mente. 

www.alejandroroman.com 

Estándar
Director y guionista: Fernando González Gómez
Productora: Persons Films y La Dalia Films
Casting: Niko Verona, Susana Abaitua, Jesús Vidal, Ramiro Blas y Alejandro Tous
Música: Alejandro Román
Sinopsis: Tomás es reponedor en el supermercado de una tranquila localidad y desaparece Laura, su amor platónico. Sus pasiones son la música clásica y el orden obsesivo. Analizará las costumbres y manías de los pintorescos clientes para descubrir quién está detrás de la desaparición.

www.academiadecine.com/2019/11/11/estandar/

por Gonzalo Pérez Chamorro

Foto: “Actualmente, me encuentro acabando de componer la música del largometraje Estándar, del director Fernando González”, nos comenta el compositor Alejandro Román.
Crédito: © Miguel Ovelar

239
Anterior Silvia Sanz Torre
Siguiente Juan Carlos Rodríguez

Selector de temas