Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo MARZO 2018 - Núm. 916

ZALA. Obras de BRAHMS, LISZT, CHOPIN, PETROVIC-VRATCHANSKA.

Zala Kravos, piano.
Ars Produktion ARS 38753 (CD)



La crítica

Nacida en Eslovenia en 2002, Zala Kravos no es una pianista cualquiera. Con una música como la de Brahms, las Baladas Op. 4, que deben tocarse cuando ya se tiene barba (no es ni será el caso de Zala, eso esperamos…), la jovencísima pianista ahonda en los misterios de este primer Brahms y lo hace desde su perspectiva, con una claridad total en el sonido, sin rebuscamientos sonoros ni tempi lentos, como en la Segunda (sección central) y Tercera Baladas: va directa hacia el enigmático discurso melódico, uno de los más ricos y “misteriosos” de toda la obra para piano del hamburgués. En cambio, el enfoque de la mefistofélica Balada en si menor de Liszt está más moderado, primando de nuevo una técnica suprema, que deja a la vista toda la escritura del húngaro, fraseando con una delicadeza muy estudiada, aunque los años la llevarán a entender esta obra como una lucha más atroz entre la luz y la oscuridad. Su proverbial sentido melódico encuentra en Chopin (Impromptus) a “su” compositor, con el que se percibe claramente la influencia de Maria Joao Pires, maestra de Zala, con la que estudió las obras grabadas en el disco. La incursión de Crystal Dream (con piano preparado) de Albena Petrovic-Vratchanska, responde a la necesidad de Zala de, por una parte, agradecer a Albena su aportación a la música contemporánea y enseñar a la pianista nuevos lenguajes, siendo Zala una intérprete ideal de una obra con reminiscencias de Ligeti y Bolcom.

Gonzalo Pérez Chamorro

493
Anterior SCHUBERT: Sonatas para piano. MOZART/GRIEG: Sonatas. Fantasía K 475.
Siguiente PEDRO RUIMONTE EN BRUSELAS.

Selector de temas