Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Noviembre 2019 - Núm. 934

WIEN. JONAS KAUFMANN. Obras de STOLZ, SIECZYNSKI, MAY, J. STRAUSS II, LEHÁR, KÁLMAN, ZELLER, etc.

Rachel Willis-Sorenson, soprano. Michael Rit, piano. Orquesta Filarmónica de Viena / Ádám Fischer.
Sony Classical 19075950402 (CD)



La crítica

Segunda incursión en la opera ligera alemana del que fuera “chico de moda” de la ópera (la primera fue “Du bist die Welt für mich”, también en Sony), ya con una carrera propia de fuerte personalidad, en la que ha buscado el Grial o se ha visto poseído por celos mortales, pero siempre bajo unos parámetros de potente dicción y masculinidad en su canto, sin menospreciar una elegante línea de canto muy italiana, cada vez más refinada. Es decir, Jonas Kaufmann es por derecho propio una estrella y uno de los grandes entre los tenores spinto, pese a que sus poderes van menguando con el paso de los años, con demasiadas cancelaciones...

Si en aquel acercamiento a los repertorios de Tauber o Schmidt, contó con la triste dirección musical de Jochen Rieder, aquí la gloriosa Filarmónica de Viena encandila en los valses que dirige de maravilla Ádám Fischer, muy acostumbrado a estas músicas, como en el aterciopelado acompañamiento de “Lippen Schweigen” de La Viuda alegre de Lehár (la soprano Rachel Willis-Sorenson, como soubrette, es discreta). Desde el aire de cabaret de “Heut ist der Schönste tag” de Hans May a las delicias de los fragmentos escogidos de Johan Strauss II (precioso el “Wiener Blut”), la voz del tenor discurre cómoda (muy presente ante el micro), un pelín forzada cuando emite agudos en piano, complicados para su anchura, pero con un estilo envidiable y menos ligereza de la habitual para unas músicas algo menores para un tenor mayor.

Gonzalo Pérez Chamorro

170
Anterior ALBINONI’S VENICE. Obras de ALBINONI, BELLIZANI, VERACINI, VIVALDI.
Siguiente GÓRECKI: Cuartetos cuerda ns 1 y 2; Génesis I.