Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Septiembre 2020 - Núm. 942

SVIATOSLAV RICHTER INTERPRETA RACHMANINOV Y PROKOFIEV.

Sviatoslav Richter, piano. Diversas orquestas y directores.
Profil PH19052 (11 CD)



La crítica

RICHTER Y SU GENTE

De todos los volúmenes que la serie Profil del sello Hänssler está dedicando a Richter, quizás sea este que origina el presente comentario uno de los que en mayor medida alcanzan la parte más íntima del pianista. Es así, porque los dos compositores a quienes están dedicados estos 11 CD tuvieron un gran significado en la vida del artista; porque los invitados acompañantes que aparecen a lo largo de todas estas sesiones de conciertos, también ejercieron un muy especial significado en el profundo sentir del ucraniano: Rostropovich, Sanderling, Kondrashin… y la que sería su compañera durante toda su existencia, Nina Dorliak; incluso las obras de Miaskovsky que sirven de “bonus” para el último CD parecen participar de esa complicidad que sobrevuela todo el álbum. Compositores, directores, solistas…, todos parecen compartir una idea común que se materializa en el fenómeno musical del momento de la interpretación. Como suele ocurrir en casi todas estas ediciones, hay muchas cosas que ya habían aparecido en otras anteriores patrocinadas por otros sellos; comparten espacio con otras que ven la luz por primera vez en cualquier soporte.

Los dos primeros CD están dedicados a los dos primeros Conciertos de Rachmaninov. Los directores son Oleg Agarkov y Kurt Sanderling. Destaca sobre todo la dirección del segundo de ellos, aunque su Rachmaninov aún distaba bastante del que nos regalaría veinte o treinta años más tarde (estas versiones son de 1955 y 1959, respectivamente).

Ya hemos apuntado en otras ocasiones la importancia que tenía para Richter el momento de la interpretación. Muchas de las selecciones de obras que reunía para sus “veladas” tenían que ver con esos momentos de inspiración, en los que a menudo se producía una importante carga de intimidad. Las selecciones propuestas de los Etudes-Tableaux o los Preludios de Rachmaninov, así como de las piezas de Prokofiev que pueblan estos discos, tienen mucho que ver con esta forma de entender la música por el pianista ucraniano.

Prokofiev es el más representado en estos CD. Además de las consabidas selecciones de Visiones Fugitivas, Cinderella, etc., podemos encontrar ocho deliciosas canciones en las que el pianista acompaña a su eterna compañera Nina Dorliak. Pero también podemos contabilizar hasta tres versiones diferentes de la Octava Sonata del compositor, además de unas Segunda, Sexta, Séptima y Novena marca de la casa.

Richter es quien por primera vez se toma en serio el Quinto Concierto para piano del compositor; después de él, tan solo Ashkenazy y, sobre todo, Postnikova, han llegado tan lejos. En esta ocasión podemos contemplar cómo se preparaba para su magistral versión con Maazel (Emi) en dos sesiones diferentes, acompañado por Ormandy (1958) y Kondrashin (1961), respectivamente.

Con toda probabilidad, lo más sorprendente de todo lo incluido en estos CD sea la grabación del estreno mundial de la Sinfonía concertante para violonchelo y orquesta del propio Prokofiev, con Rostropovich como solista y Richter empuñando la batuta. También Rostropovich despliega su ciencia con amplitud en la Sonata para violonchelo del compositor y la Segunda de Miaskovsky.

Hay un pero que, por desgracia, se viene repitiendo más de lo deseable en estas publicaciones: el sonido podría y, lo que es más importante, debería ser mejorado. En los tiempos que corren, no entraña demasiada dificultad “domesticar” un poco la acústica de unos registros que a veces parece que han sido volcados sobre el soporte sin el más mínimo cuidado.

Rafael-Juan Poveda Jabonero

99
Anterior ZIMMERMANN: Integral de la música para piano.
Siguiente LES FRÈRES DUPORT: THE PARIS SONATAS.

Selector de temas