Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Noviembre 2020 - Núm. 944

SHOSTAKOVICH: Sinfonía n. 5

Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks / Mariss Jansons.
BR Klassik 900191 (CD)



La crítica

LOS TESTAMENTOS DE JANSONS

Continuamos reseñando el ciclo de grabaciones de las sinfonías de Shostakovich por la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera, bajo la dirección de Mariss Jansons, editadas por BR Klassik, centrándonos en la Sinfonía n. 5.

El maestro letón ataca al Moderato-Allegro non troppo con poderosa energía e impacto dramático, poniendo en imparable movimiento a la maquinaria sinfónica. Los distintos bloques temáticos se suceden con absoluta cohesión y claridad expositiva, mostrando la formación orquestal el adecuado y difícil equilibrio entre sus diversas familias instrumentales, nunca puesto en riesgo por los imponentes metales. La sección central resulta arrolladora rítmicamente, logrando la apoteosis climática en su contundente desenlace. Son remarcables las intervenciones de las maderas, trompas y violín solista al final del movimiento, que se cierra enigmáticamente con las escalas ascendentes de la celesta.

Las cuerdas graves, con gran presión de arco en sus ataques, dan continuidad a esta vigorosa versión de la sinfonía en el arranque del Allegretto. De reminiscencias mahlerianas, el movimiento (a veces irónico, a veces demoledor) expone de forma diáfana los juegos contrapuntísticos en las distintas secciones instrumentales, con naturalidad y viva articulación. Destacan las actuaciones de las trompas, clarinete en Mi bemol, violín solista y los fagotes.

La fuerza motriz (presente en la Sinfonía desde su inicio) queda disuelta en el Largo, verdadero epicentro de la obra. Jansons alcanza en este movimiento altísimas cotas de profundidad y Pathos trágico. Las cuerdas se apoderan (ya en los primeros compases) del discurso sonoro, envolviéndolo todo en una atmósfera extrañamente introspectiva. Los solos de flauta, oboe y clarinetes aportan cierto lirismo al carácter sombrío del movimiento, cuyo desenlace, remarcado por los ataques del xilófono sobre las cuerdas, sumen a la obra en un desgarrado dramatismo no exento de cierta luminosidad al final del movimiento.

La Sinfonía culmina con un agitado y contundente Allegro non troppo. La  Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks exhibe en él toda su capacidad virtuosística en pasajes realmente electrizantes que se suceden sin solución de continuidad. La grandiosa construcción del final culmina con vigor y asertividad esta magnífica versión de la Quinta. Jansons deja patente el verdadero sentido de la obra, muy lejos del que se le suele adjudicar por las singulares circunstancias que rodearon su génesis. Nos revela que el verdadero arte, pese a la presión y censura ejercidas sobre el creador, se eleva y triunfa finalmente sobre toda adversidad. Shostakovich, que celebra precisamente este hecho en su Quinta Sinfonía, desplegó un lenguaje inequívocamente personal bajo las aparentes normas estéticas impuestas a su poder creativo, eludiéndolas con la brillantez y el talento propios de su genio.

Juan Manuel Ruiz

168
Anterior TCHAIKOVSKY: Sinfonía n. 4. MUSSORGSKY: Amanecer sobre el Río Moscova. WEINBERG: Concierto para trompeta.
Siguiente VILLA-LOBOS: Conciertos para guitarra, armónica, etc. Obras de cámara.

Selector de temas