Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Marzo 2020 - Núm. 938

SCHUBERT: Winterreise.

Pavol Breslik, tenor. Amir Katz, piano.
Orfeo C934191 (CD



La crítica

LENTO CAMINAR

La indicación de tempo de “Gute Nacht” es Maßig, in gehender Bewegung (aproximadamente, a paso moderado). Pavol Breslik se pregunta en las notas del disco cómo camina un hombre enfadado, alguien que ya no tiene energías para luchar por su amor. La cuestión no es trivial, porque el planteamiento que cantante y pianista hagan de esta primera canción es en buena medida el planteamiento de todo el ciclo. Breslik y Amir Katz comienzan con un paso algo más lento de lo habitual, un paso que se acelera y ralentiza ligeramente a lo largo de la canción. Lo hace también con mucha tristeza, algo de frustración y una dulzura que no deja indiferente. Buen inicio, de los que invitan a continuar el viaje con toda atención; no es tan sencillo conseguir ese efecto en una obra escuchada tantas veces.

El ciclo empieza también con algo de nervios, con alguna vacilación por parte del cantante. No tendría sentido en una grabación de estudio, pero el disco se grabó en directo el 2018 en Hohenems, durante la Schubertiade, así que bienvenidos sean esos momentos y esas pequeñas dudas que oímos en la voz de Breslik si a cambio tenemos la emoción de una interpretación en vivo, en absoluto enturbian una interpretación excelente.

Breslik es un tenor de voz espléndida: bella, flexible, rica en colores, con las dinámicas usadas con inteligencia, puesta al servicio de una obra que parece haber estudiado en profundidad. Katz es de esos pianistas a los que escuchas aunque no quieras. Entendámonos, siempre hay que querer, pero a veces un segundo plano mal entendido, una lectura quizá rutinaria, hace que nos centremos en el cantante. No es el caso; Katz tiene un sonido preciso y precioso, es imaginativo y sutil, y cantante y pianista dialogan. Eso es la música de cámara, y seguramente el mejor ejemplo de esa comunicación sea la espléndida versión de “Rast”.

Su caminante, el de ambos, expresa un dolor intenso, por momentos resignado, por momentos violento; a veces conciso, a veces reflexivo, a veces tierno, a veces alienado, a veces furioso. Y a veces todo, o casi todo, lo encontramos, como en “Auf dem Fluße”, en el desarrollo de una misma canción. “Der Lindenbaum”, que podría ser una de las canciones más luminosas, es en esta versión una de las más tristes, como lo es “Frühlingstraum”; ambas contenidas, ambas ensimismadas. Como en todas las buenas lecturas de Winterreise, el deambular emocional del caminante nos atrapa y nos interroga.

¿Cómo acaba ese viaje que empieza con un “Gute Nacht” tan sugerente? Quizá, en este caso, la desesperación de “Der Wegweiser” es también la aceptación de un destino definitivamente en soledad; “Das Wirsthaus” es una plegaria y la última frase de “Die Nebensonnen”, “Im Dunkel wird mir wohler sein” (“Estaría mejor en la oscuridad”), definitiva antes del encuentro con “Der Leiermann”.

¿Por qué dedicar nuestro tiempo a escuchar nuevas grabaciones de las obras tantas veces grabadas? ¿Por qué no quedarnos con las referencias? Porque, en ocasiones, las nuevas lecturas tienen mucho que decir.

Sílvia Pujalte Piñán

370
Anterior SOMMERNACHTS KONZERT 2019.
Siguiente WEILL: Street Scene.

Selector de temas