Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Abril 2020 - Núm. 939

POULENC: Concierto para órgano. SAINT-SAËNS: Sinfonía n. 3. Iveta Apkalna, órgano.

Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera / Mariss Jansons.
BR-Klassik 900178 (CD)



La crítica

Grabación en vivo de hace un año (por lo tanto, de los últimos conciertos de Mariss Jansons con su Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera), que opta por la Sala Gasteig (del Kulturzentrum) en lugar de la habitual sala Hércules de la Residencia en Munich, tratando y consiguiendo dar el espacio acústico suficiente para la compleja amalgama entre órgano y orquesta. Porque estas dos obras cumbres de la forma sinfónica y el órgano, requieren de unos medios muy perfilados para su correcta interpretación. Jansons borda ambas piezas, demostrando una especial habilidad para repertorios donde habitualmente no le hubiéramos situado (algo más relevante que la enésima interpretación mahleriana…).

Probablemente dos de las mejores (si no las mejores) versiones en disco de ambas piezas. Y cuesta decir esto, en dos cumbres del “sonido francés” del siglo XIX (Saint-Saëns) y del siglo XX (Poulenc), en manos de una agrupación tan alemana como la Radio de Baviera. También cuentan con la excepcional organista letona Iveta Apkalna, que se fusiona con una especial inteligencia con el sonido de la orquesta. Igualmente (más importante que nunca) excepcional la toma de sonido de la Radio Difusión de Baviera. Gran homenaje a Mariss Jansons y qué alegría poder seguir disfrutando de su arte, especialmente donde no se le espera.

Juan Berberana

361
Anterior RIHM: Jakob Lenz.
Siguiente BACH: El Clave bien temperado (Libro I).

Selector de temas