Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JUNIO 2017 - Núm. 908

ORNSTEIN: Música para violín, flauta y piano.

Francesco Parrino, violín; Stefano Parrino, flauta; Maud Renier, piano.
Brilliant 95079 (CD)



La crítica

Ornstein: entre tiempo e historia

La extraordinaria longevidad del compositor Leo Ornstein, que falleció en 2002 a los 108 años de edad, se combina con la singular recepción pública de su obra, hasta configurar una paradójica trayectoria. Y es que Ornstein logró una temprana celebridad cuando, como jovencísimo y audaz pionero de la música moderna, rompía deshinibidamente reglas y convenciones en breves páginas pianísticas de ritmos agresivos y títulos provocadores, como Suicide in a Airplane (1915), que se adecuaban a una época de cambios y transgresiones. Tras ese comienzo de feroz vanguardismo, paralelo a su extraordinario éxito como virtuoso pianista en Estados Unidos, en una trayectoria próxima a la de ese otro Bad Boy de la música que fue George Antheil, le siguió un radical retiro a un ámbito privado y el consiguiente olvido, durante casi ocho décadas.

En los últimos años se está produciendo en el ámbito discográfico un paulatino redescubrimiento de una música que en su mayor parte, curiosamente, se mantiene al margen de las principales tendencias y transformaciones estéticas que se desarrollaron a lo largo de ese periodo, pero que, sin duda, merece esa recuperación. El legado y los ecos procedentes de sus orígenes judíos y ucranianos resultan, en este registro que recoge la totalidad de sus partituras para violín y piano, más determinantes y esenciales que la iconoclastia vanguardista. Sus dos primeras Sonatas para violín y piano, escritas entre 1914 y 1915, muestran hasta qué punto el lenguaje de Ornstein se movía a la vez entre poéticas aparentemente antagónicas, desde un planteamiento que siempre tuvo algo de diletante o, al menos, ajeno a las dinámicas de un compositor profesional.

La Primera de las Sonatas posee un impulso melódico que no está lejano de un Franck o un Grieg, a la vez que introduce ciertos recursos, como los clusters en el piano, que irrumpen e inquietan esas serenas atmósferas. La Segunda explora, por el contrario, un mundo atonal que, sin alcanzar el paroxismo expresionista de Schoenberg y, desde luego, sin su rigor estructural, transmite una perturbadora  inquietud emocional. Los ecos del folclore judío se manifiestan con toda intensidad en la tercera sonata y en la Fantasía hebraica, compuesta en homenaje a Albert Einstein, quien, en señal de agradecimiento, pasó las páginas de la partitura durante su estreno en 1929. Se trata de dos breves y bellas obras donde destaca de nuevo un lirismo inmediato y pleno, profundamente sincero, como si obedeciera a una suerte de necesaria recuperación de la memoria de un mundo que se sabe definitivamente perdido, dibujado por las amplias melodías del violín a las que el piano impulsa con un animado movimiento rítmico.

Completan el registro tres pequeñas piezas para flauta y piano escritas en las décadas de los 50 y los 70, ya completamente ajenas al contexto compositivo en el que sitúan desde un punto de vista cronológico. Delicadas texturas y sonoridades evanescentes, de raigambre impresionista, cierran este retrato de una figura tan apegada como distante de las convulsiones de su propio tiempo histórico. Las interpretaciones y la toma sonora son irreprochables.

David Cortés Santamarta

330
Anterior LEONARD BERNSTEIN. THE COMPOSER.
Siguiente IL CEMBALO DI PARTENOPE. Música renacentista para teclado.