Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Diciembre 2022 - Núm. 967

MARTINAITYTÉ: Ex Tenebris Lux.

Pavel Giunter, Rokas Vaitkevičius. Lithuanian Chamber Orchestra / Karolis Variakojis.
Ondine ODE1403-2 (CD)



La crítica

Tras el lanzamiento de Saudade (2021), la compositora lituana Zibuoklé Martinaityté nos ofrece su nuevo trabajo orquestal: Ex Tenebris Lux. Si bien anteriormente osciló de forma audaz entre la luz y la oscuridad, aquí la autora presenta un único y sombrío escenario en el que la percepción temporal parece desvanecerse.

La grabación comienza con Nunc fluens. Nunc stans (2020), creada como una respuesta artística al Covid-19. Mientras que el resto del álbum resulta más austero con obras solo para cuerdas, aquí interviene el percusionista Pavel Giunter como un ancla que sostiene el tempo. Excelente inmersión del solista, desde los trémolos del vibráfono hasta los cuatro golpes de gong que marcan la ralentización de la obra. Ex Tenebris Lux (2021), por su parte, está compuesta como un largo viaje para 18 instrumentos de cuerda, cada uno de ellos con una voz independiente. La interpretación de la Orquesta de Cámara Lituana ha resultado soberbia jugando con la intensidad del sombrío discurso musical de Martinaityté.

Finalmente, el violonchelista Rokas Vaitkevičius protagoniza la última pieza del álbum: Sielunmaisema (2019). Traducida como “Agitación del alma”, conmemora el ciclo de un año a través de sus estaciones, como ya hizo su antecesor barroco Antonio Vivaldi. La voz del solista aporta un contraste de texturas que realza el carácter introspectivo de la composición.

La autora apuesta por los pequeños matices que embellecen la masa orquestal bajo la premisa de que “menos puede ser más”, detalles que hacen que su música sea inconfundible.

Sakira Ventura

81
Anterior MAHLER: Sinfonía n. 9.
Siguiente MONTEVERDI: L’incoronazione di Poppea.