Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JUNIO 2017 - Núm. 908

LA VIOLA VIRTUOSA EN ESPAÑA. Obras de LESTÁN, SANCHO, DEL CAMPO y BELTRÁN.

Ashan Pillai, viola. Juan Carlos Cornelles, piano.
Nibius / Solé Recordings NIBI 127 (CD)



La crítica

Tras sus recientes discos de “Sonatas españolas para viola y piano” (Verso) y “The Royal Palace in Madrid” (Nibius), el violista Ashan Pillai se encumbra como uno de los grandes defensores de nuestro patrimonio violístico en este nuevo disco con cuatro obras de compositores del siglo XIX que fallecieron en el XX, en especial Conrado del Campo, que desarrolló casi toda su producción en el siglo pasado. Pero no solo las ha grabado, también las ha editado, por lo que el mérito se duplica y el reconocimiento del mundo musical español debería ser doble. Este es el caso de los Doce Caprichos para viola (1881), de José María Beltrán, que reciben una “pedagógica” interpretación, recalcando las necesidades de obras como estas, destinadas a “mejorar” la habilidad del intérprete y su lucimiento. Tres primeras  grabaciones mundiales completan el disco, la Sonata para viola, con acompañamiento de piano (1884), de Tomás Lestán, también valenciano como Beltrán y estrictamente contemporáneo a él; la Sonata de viola en re, con acompañamiento de piano (1908), de Manuel Sancho y la Pequeña Pieza Op. 6 (1906) de Conrado del Campo, compositor del que Pillai ya grabó la Romanza. Del Campo fue viola solista del viejo Teatro Real que cerró en 1926 y esta partitura de nuevo retrata su talento creativo. Cornelles se adecúa a Pillai y ambos fluyen en su discurso musical con naturalidad y elegancia.

Lucas Quirós

365
Anterior IL CEMBALO DI PARTENOPE. Música renacentista para teclado.
Siguiente SCHUBERT: Winterreise.