Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Febrero 2019 - Núm. 926

KORNGOLD: Das Wunder der Heliane.

Kremer, Argiris, Storey, Hebelková, Van Hove. Thammathi Hanczár.
Coros del Teatro de Freiburg. Philharmonisches Orchester Freiburg / Fabrice Bollon.
Naxos 8.660410-12 (3 CD)



La crítica

Aún se sigue escuchando poco a Korngold, del cual solo su Concierto para violín y la ópera Die Tote Stadt están en repertorio más o menos al uso. El daño que le hizo su origen judío y su huida a Los Angeles en 1933 truncó de manera definitiva su desarrollo como compositor en Europa para reinventarse como autor de bandas sonoras de éxito. Das Wunder der Heliane, cuarta de sus cinco óperas, fue estrenada en 1923 cuando tenía solo 25 años y era el compositor más aclamado del momento junto a Strauss. Es una ópera difícil, muy difícil, exigente para orquesta, coros, solista y director por su densidad y uso de la armonía. Aún así, el resultado es muy seductor (fíjese en el aria de Heliane “Ich ging zu ihm”) y necesita varias escuchas para su degustación. Precisa tres voces poderosas de calibre para los tres papeles principales: Heliane, Der Herrscher y Der Fremde, y aquí se encuentran Kremer, Argiris y Storey que solventan bien su cometido.

Con un argumento bastante sencillo que la emparenta con El Rey Roger de Szymanowski, y un lenguaje de una brillantez inaudita, y aquí su parecido es Strauss, es encomiable la apuesta del teatro de ópera de Freiburg por haberla ofrecido en versión concierto y traerla al disco. Esperemos que pronto se pueda ofrecer en video alguna versión escénica, y mientras disfrutemos de esta en disco.

Jerónimo Marín

221
Anterior CHOPIN. Obras para piano.
Siguiente MES PIÈCES FAVOURITES DE MONSIEUR FRANÇOIS COUPERIN