Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo JUNIO 2011 - Núm. 842

CONCIERTO DE SAN SILVESTRE, 2010.

Obras de BERLIOZ, SAINT-SAËNS, BIZET, FALLA, CHAPÍ y LARA. Elina Garanca, mezzoprano. Orquesta Filarmónica de Berlín. Dir.: Gustavo Dudamel.
D.G., 004400734631 (DVD)



La crítica

CON LAS MEJORES GALAS

El concierto de San Silvestre 2010 aportó un sello de distinción no siempre presente en este tipo de galas de corte popular. En especial por la inteligente elección del repertorio, un ramillete de piezas que tiende puentes entre el mundo de la lírica francesa romántica y la música española con sutileza y sin concesiones a la galería. Las estrellas de la función, Gustavo Dudamel y Elina Garanca, estuvieron a la altura de su bien ganada fama, al igual que la siempre impresionante Filarmónica de Berlín. 

La velada arrancó con todo el brillo que puede ofrecer la Obertura de El carnaval romano de Berlioz cuando se interpreta con el virtuosismo sin énfasis de Dudamel y los berlineses. Magnífico preludio que nos llevó a una de las cumbres líricas del autor francés, el “D’amour l’ardente flamme” de La condenación de Fausto, expuesto con arte exquisito por una deslumbrante, visual y vocalmente, Elina Garanca. La Bacanal de Sansón y Dalila de Saint-Saëns no defraudó las expectativas: Dudamel la sirvió con pulso electrizante y un abandono sensual a pedir de boca, sin gangas ni amaneramientos. Y si en Berlioz la Garanca nos dio la medida de su capacidad para el fraseo, como Dalila nos metió por completo en el bolsillo con sus dotes de seducción erótica. Sencillamente formidable. 

Pero Carmen era sin duda la piedra de toque de la noche. Dudamel bordó una lectura llena de energía, en plena sintonía estilística y no exenta de originalidad. Garanca, conocida ya su visión del personaje en las puestas en escena de Nueva York y Valencia, confirmó su afinidad con la gitana y su indiscutible clase. Dentro de los diversos acercamientos de que ha sido objeto el mítico personaje, la mezzo letona progresa segura en una línea de gran equilibrio, acaso sin el desgarro de otras divas de pasta vocal más contundente pero con una personalidad muy marcada y una seguridad innata para el perfilado dramático. 

Dudamel superó también con nota alta su acercamiento a la música hispana. Tanto la Suite núm. 2 de El sombrero de tres picos como la Danza de La vida breve tuvieron una admirable plasmación, con el acento justo y detalles de fina creatividad. Por no hablar del placer enorme que es escuchar esta música en los atriles de una orquesta de este nivel. Garanca puso la guinda con extraordinarias recreaciones de las Carceleras de Chapí, de sorprendente y cuidada dicción española, y un Granada de Agustín Lara alejado de cualquier regusto hortera. 

Realización visual impecable y excelente sonido.

J.S.R. 

2557
Anterior LISZT: Sonata en Si menor. Los 6 Grandes Estudios sobre Paganini.
Siguiente Conc. apertura temporada 2010-2011 Walt Disney Concert Hall

Selector de temas