Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Febrero 2021 - Núm. 947

BRUCKNER: Sinfonías ns. 3, 4, 6, 7, 8 y 9.

Symphonieorchester des Bayerischen Rundfunks
Mariss Jansons.
BR-Klassik 900718 (6 CD)



La crítica

BRUCKNER VS JANSONS

El sello BR-Klassik presenta los registros en vivo de estas seis Sinfonías de Anton Bruckner, interpretadas por la Symphonierorchester des Bayerischen Rundfunks bajo la batuta de uno de sus más importantes directores titulares: Mariss Jansons. El maestro letón se distingue por su fiel lectura de las versiones por él propuestas: la Tercera (versión 1889), la Cuarta (versión 1878-1880), la Sexta (versión 1879-1881), la Séptima (versión 1881-1883), la Octava (versión de 1890) y la Novena (versión original).

Su visión, acentuadamente lírica y apegada a lo humano más que a lo puramente místico, revela características comunes en todas las Sinfonías: un sentido altamente refinado en el fraseo y respiraciones de los temas principales, sobre todo en los adjudicados a las cuerdas; magnífico balance en los matices y dinámicas; ponderación en las intervenciones de los metales, nunca avasalladores; nitidez impecable de las maderas, siempre audibles incluso en los tutti más rotundos. Todo ello al servicio de la clara exposición de la riqueza polifónica, de las dinámicas contrastantes y en terraza y del sonido envolvente tan característicos en Bruckner.

Las distintas capas contrapuntísticas que forman la polifonía son percibidas con absoluta transparencia, siendo este aspecto uno de los más subrayables en estas particulares versiones. El sonido del órgano y sus variados registros tímbricos son la clave que parece manejar Jansons a la hora de amalgamar y dar unidad a sus interpretaciones. Si los clímax son abordados con energía, éstos nunca resultan abrumadores: la contención (debida al equilibrio) es la vía con la que el maestro enfrenta a los puntos culminantes, como ocurre con la coda del último movimiento de la Cuarta. Sin embargo, encontramos también poderosos remates en la Octava y Novena Sinfonía, fruto de la coherencia del discurso sonoro, lejos del efectismo.

Jansons llegó a decir a su ingeniero de sonido Wilhelm Meister: "Señor Meister, esto es lo mejor que hemos hecho juntos", refiriéndose a la grabación de la Novena, como nos relata Renate Ulm en el libreto del cofre y dejando patente la total implicación de Jansons en estos registros. A diferencia de otros grandes maestros que le precedieron, que, como Eugen Jochum o Lorin Maazel, abordaron el ciclo completo con esta formación alemana, el director letón deja fuera a la Primera, Segunda y Quinta.

La lucidez expositiva polifónica, tan lograda en estas grabaciones, nos hace echar de menos una versión de la Quinta, hito inigualable en este sentido. Una de las mejores tomas del compendio es la de la Sexta: fluida, brillantemente rítmica, optimista y con sutiles intervenciones de todas las familias instrumentales. Las tres siguientes Sinfonías confirman el advenimiento definitivo de Jansons al cosmos sinfónico bruckneriano.

Juan Manuel Ruiz

189
Anterior SCHUBERT: Integral de las Sinfonías.

Selector de temas