Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo MAYO 2012 - Núm. 852

BEETHOVEN: Concierto para violín. BERG: Concierto para violín.

Isabelle Faust, violín. Orquesta Mozart. Dir.: Claudio Abbado
Harmonia Mundi, HMC 902105 (CD)



La crítica

Es difícil encontrar en la actualidad una carrera violinística más completa, coherente y atractiva que la de la alemana Isabelle Faust. Ya sea en la música de cámara (especialmente con el pianista Alexander Melnikov), en el repertorio a solo (está a punto de aparecer su segunda entrega de las Sonatas y Partitas bachianas) o en los conciertos con orquesta, Faust impresiona una y otra vez por su riqueza de recursos, por su musicalidad, por su espíritu inquieto. Dice mucho a favor de Harmonia Mundi que publique un nuevo registro suyo del concierto de Beethoven, que ya había grabado con Jirí Bélohlávek. Y más aún que el emparejamiento –y la obra que abre el disco, detalle también significativo– sea con el Concierto de Berg. Tanto ella como Abbado (al frente de una extraordinaria Orquesta Mozart, el otro gran proyecto de su edad madura junto a la Orquesta del Festival de Lucerna) ofrecen una versión incandescente de la obra maestra del vienés, que nos atrapa irremediablemente desde las primeras notas. Ambos se sienten comodísimos (entre sí y sumergidos en esta música única) y exponen la obra de manera diáfana –casi camerística– e hiperexpresiva a un tiempo. El concierto de Beethoven vuelve a mostrar la empatía entre dos músicos generacionalmente tan apartados y Faust deslumbra por enésima vez con su ductilidad y su instinto musical infalible. Un grandísimo disco.

LG

 

2416
Anterior PAUS: Obras para piano.
Siguiente VERDI: Simon Boccanegra.