Música clásica desde 1929

Discos recomendados de Ritmo

En esta sección encontrará los 10 discos que la revista RITMO recomienda cada mes, clasificados por meses y por su orden de recomendación del 1 al 10. Se archivan los recomendados desde junio 2011, para ver anteriores ir a "Ritmo Histórico".
Haciendo "clic" en el título de cada disco o sobre la foto, accederá a su ficha y a la crítica publicada en Ritmo y, cuando es posible, a las diferentes tiendas donde podrá adquirir el disco físico, o a las plataformas digitales desde donde podrá escucharlo en "streaming" o descargarlo online.

Ritmo Mayo 2020 - Núm. 940

BACH: 6 Suites para cello solo.

Alisa Weilerstein, cello.
Pentatone PTC5186751 (2 CD)



La crítica

La primera noticia que tuvimos de ella fue en 2010, interpretando el Concierto para cello de Elgar en el mismo lugar donde había dejado su memoria la irrepetible Jacqueline Du Pré, y dirigida nada menos que por Barenboim. Aquello era como rodar un western en el mismo escenario donde hubiera filmado por última vez John Ford. Ahora comparece “sola ante el peligro”, interpretando el Everest por el que todo cellista debe pasar al menos una vez en su vida, las Suites de Bach, posiblemente el ciclo más inconformista de la historia, sobre el que siempre hay algo nuevo qué decir, por mucho que ya se haya dicho sobre el mismo.

La extraordinaria grabación muestra hasta la más mínima pestaña al caer sobre el suelo, los armónicos y el hermosísimo sonido ejercen de narcótico al oyente, que se deja llevar por el incansable pulso de la cellista de Rochester, que se prodiga en tempi lentos y muestra un arco de una elegancia y presión propia de los más grandes maestros. Ya el archiconocido Preludio de la Suite n. 1 suena distinto, fluido en su belleza pero con los detalles de quien quiere, desde el primer momento, dejar su sello propio. 

Claroscuros continuos, naturalidad, técnica prodigiosa (la Sexta es magistral por su originalidad), arco generoso que despliega matices inacabables, como la exhibición en toda la Quinta Suite, ese monumento a la soledad (la Sarabanda), donde los pianissimi y un tempo lento y trágico convierten esta música en una extraña experiencia para todo el que la escucha: del sufrimiento se obtiene placer.

Gonzalo Pérez Chamorro

296
Anterior SUK: Asrael Symphonie Op. 27.
Siguiente HAENDEL: AGRIPPINA.

Selector de temas