Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Wayne Marshall y Allison Cook de ritmo con la OSCyL - por José M. Morate Moyano

Valladolid - 11/06/2021

Por el cabaret y el musical americanos transcurrió el 18º concierto de Temporada de la OSCyL en su sede vallisoletana, conducido por Wayne Marshall (Oldham, U.K., 1961), que nos visitaba por 2ª vez; oianista, organista y Director de la WDR Funkhausorchester Cologne y renombrado intérprete de repertorio S. XX. Contó con la colaboración de Allison Cook, mezzosoprano que inició su carrera con éxito en su Escocia natal en 2004 y desde entonces viene cosechando triunfos en los distintos géneros del Canto, tanto clásicos como contemporáneos. Su debut aquí ha seguido la misma línea, facilitada por unos medios excelentes y gran sentido musical. Fue un programa complicado, pues hubo de sustituir a la prevista soprano Measha Brueggergosmen, que canceló por problemas de restricciones Covid 19. Ello obligó a modificar repertorio, particularmente a la Orquesta que hubo de hacer por 1ª vez 7 de las 10 obras presentadas en el triple concierto que se brinda de cada programa.

Se mantuvieron 4 de las Canciones de cabaret, 24, de William Bolcom (Seattle, 1938) que, influenciado por Ives, intenta aproximar jazz y ragtime con lo clásico, musicando poemas del poeta y escritor Arnold Weinstein (N. Y., 1927-2015), en línea con Weill y Brecht. Se habían hecho ya Canción de Max el Negro, a la que Cook dio la articulación precisa para servir nítido el texto  sombrío e irónico; George, con gotas de Puccini y orquestación más compleja salvada con corrección por la OSCyL, donde la cantante mostró amplias tesitura y dinámica; Tootbrush Times, primicia sardónica con los músicos imitando al cepillo y Cook expresiva; y Amor, de mayor dificultad vocal, salvada sin problemas por la mezzo, que desfiló por todas las variantes de humor que la palabra proporciona. El bloque estuvo precedido por la Obertura: Al son de la Banda de George Gershwin (Brooklyn, 1898-Cedars-Sinaí, L.A., 1937), iniciada como su nombre indica con fanfarria de metales, alegría, sorpresas, melodismo del autor, lucimiento para el clarinete y vuelta a la fanfarria. Marshall asomó ya su profundo conocimiento y control del estilo, sin crispar nunca y ayudando siempre a sostener a músicos no habituados a estos ritmos y con los ensayos justos, en tiempo, efectos y expresión más que notables.

El 2º bloque se abrió con la Obertura: Girl Crazy (Chica loca) de Gershwin, de orquestación brillante, con todos los temas más famosos de la obra incluidos y bien expuestos por la OSCyL. Y volvió Cook a escena luciendo un cambio de look que realzó su espléndida figura, para abordar 3 grandes piezas: Somewhere de Leonard Bernstein (Lawrence, 1918-N.Y., 1990), de mayor envergadura vocal y la OSCyL un punto corta de mordiente; y las de Gershwin, Summertime y I Got Rhythm, donde la escocesa se encontró comodísima, muy bien respirada “Verano”, eligiendo versión muy de concierto para canción más sinfónico-vocal, hermosa sin dejar de lado garra y sentimiento, para alcanzar la cima en el “Tengo ritmo”, modelo de fraseo y gracia. Naturalmente el éxito fue retribuido con repetidas ovaciones y salidas, junto con Marshall eficientísimo.

El concierto acabó con la Suite “Fancy Free” de Bernstein. Y aquí hay que volver a elogiar el trabajo de la OSCyL guiada con mano maestra por Marshall, haciendo todos una tarea muy difícil para adecuarse al jazzístico inicio, melodías que suenan a West Side, intervenciones solísticas múltiples todas acertadas, polirrítmias y multicompases, galop frenético, en una estupenda lectura que hizo las delicias del completo Auditorio restringido. Nos gustaría volver a oir y ver a cantante y Director en otros repertorios, porque pensamos que merecería mucho la pena.

José M. Morate Moyano

Allison Cook, mezzosoprano; Orquesta Sinfónica de Castilla y León. Wayne Marshall.

Obras: Gershwin, Bolcom, Bernstein.

Sala sinfónica “Jesús López Cobos” del CCMD de Valladolid.

455
Anterior Crítica / Asignatura pendiente (Igor Levit) - por Juan Berberana
Siguiente Crítica / En torno al barroco... y aledaños (Ensemble L’Antica) - por Luis Mazorra

Selector de temas