Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Piano a su medida (Beethoven Actual)

Madrid - 20/02/2020

Para este concierto Judith Jáuregui eligió un piano Bösendorfer 280 Vienna Concert. Con este modelo ella podía expresarse a través de la música que, compuesta por otros, parecía hecha a su medida. Inició el concierto con el sorprendente Estudio nº11 “En suspens” de György Ligeti. En palabras del autor, los estudios de este segundo cuaderno compuesto entre 1988 y 1994 “...siempre en búsqueda de ilusiones acústicas que recuerden ilusiones ópticas de los dibujos de Maurits Escher”.

Y así nos lo hizo entender la pianista. El estudio sirvió para encender la luz y como preludio de la Sonata nº 2, op. 2, nº 2 de Beethoven que interpretó a continuación sin interrumpir el discurso sonoro. En esta sonata dedicada a Joseph Haydn, Beethoven quiere ser clásico pero no puede, se le desbordan las emociones, las ideas, tiene 24 años. Judith Jáuregui supo contener al autor y con sumo cuidado y exquisita dulzura nos fue relatando lo que encontraba.

En un segundo bloque repitió la fórmula Estudio + Sonata con “Entrelacs”, estudio nº 12 del que dice Ligeti “...entrelazamiento de lo táctil y lo acústico, el placer físico-motor, la geometría, el pensamiento generativo...”, y después aparece la Sonata nº 13, op. 21, nº1, sin interrupción entre sus cuatro movimientos; ordena Beethoven: Attacca subito. Judith obedece, ella no miente, toca todo lo que está escrito pero se ha apropiado de lo musical y lo transforma en sonoridades y emociones de una gran belleza. Transmite al público con naturalidad el placer que ella experimenta tocando el piano.

Tras la pausa, en la segunda parte del concierto desgranó otras dos sonatas de Beethoven. La nº 25, op.79 Presto alla tedesca, obra breve, casi una sonatina y la nº4 op.7, ésta en su tonalidad favorita, mi bemol mayor, donde lo heroico se mezcla con lo amoroso. Es esta una sonata con abundancia expositiva, escuchamos en su adagio evocaciones orquestales, un tema en forma de trémolo en el trío (procedimiento de moda en la época) y un largo  y mozartiano  Rondo (poco allegretto e gracioso) que da fin al primer episodio del concierto.

Entre el público se encuentraba el compositor José Luis Greco (1953) que asistió al estreno de su obra Study in Stride, encargo del CNDM. Judith Jáuregui nos explicó que ha interpretado otras obras suyas  y que en esta podemos oír reminiscencias del jazz y del rock que se funden con las complejas sonoridades del siglo XXI. Un estilo diferente pero que también nos deja entrever las mismas tácticas pianísticas de un Ligeti o un Beethoven: difíciles, complejas, inteligentes, bellas. No para cualquier pianista pero sí a la medida de Judith Jáuregi. 

Por fin autor y la intérprete juntos en el escenario, ovaciones sin fin que no arrancan una propina de Jáuregui, asegurando así la obra de José Luis Greco como brillante broche final y como un sincero homenaje a la figura de los compositores que conformaron el programa del magnífico concierto.

Sol Bordas

Beethoven Actual. Judith Jáuregui, piano.
Círculo de Bellas Artes, Teatro Fernando de Rojas
Lunes 17 de febrero de 2020, 19:30h

Foto © Manolo Yllera

458
Anterior Crítica - Cantares, zarzuela, copla…
Siguiente Crítica - Sólo lo semejante difiere (OCNE)