Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Kebyart Ensemble (London Music N1ghts - Madrid)

Madrid - 21/01/2019

Un camarero, un chaval, atisbando entre una cortina. Esa es la imagen que me llevo del último concierto de las London Music N1ghts programadas en el Café Comercial de Madrid.

En el escenario, cuatro jóvenes, los miembros del Kebyart Ensemble, cuarteto de saxofones que presentaban un programa dedicado a diversas transcripciones: Haydn, Toldrá, Turina, Falla, y una obra original para su formación, de Francaix.

El Kebyart es un grupo joven, tan joven que aún siguen formándose. Ganadores de numerosos premios desde su creación en 2014, son conscientes de que aún puedes seguir creciendo como artistas. Por eso, residen actualmente en Basilea, donde reciben consejos de músicos como Rainer Schmidt (Hagen Quartett), el fagotista Sergio Azzolini y los pianistas Claudio Martínez-Mehner y Anton Kernjak.

Un ensemble de saxos no deja de ser una formación atípica, con un repertorio tan limitado como la propia existencia del instrumento, que inventa Adolphe Sax en los años 40 del siglo XIX. De ahí un programa como el del pasado lunes 14 de febrero: arreglos de música para otras formaciones de instrumentos. Eso sí, unos arreglos a los que podríamos llamar trajes a medida, ya que están hechos por los propios miembros del grupo.

El concierto comenzó con un cuarteto de Haydn. Haydn es considerado el padre de la sinfonía, pero también desarrolló profundamente el cuarteto de cuerdas (escribió 67 de ellos) dejando abierto un camino por el que han transitado algunos de los más grandes músicos posteriores a él. Este cuarteto en concreto, el nº 5 del op. 20, es una obra que respira a la vez modernidad y cierta nostalgia del pasado, con un pie en las formas anteriores, pero con unas estructuras formales que ya son las del moderno cuarteto de cuerdas. El Kebyart Ensemble realizó una gran interpretación de la obra. Voces bien definidas, a las que la sonoridad de los saxos dotó de una curiosa cualidad popular, cierto aire de fiesta campestre (incluso en el Adagio, que devino elegíaco), como un lejano recordatorio de las Danzas alemanas del mismo compositor. Se pierden, eso sí, algunas dinámicas naturales al clasicismo, por la propia naturaleza y mecánica de los instrumentos.

A continuación, otros dos arreglos, Toldrá y Turina. Del primero escuchamos Vistas al mar, evocaciones. Y ciertamente evocamos el Mediterráneo: el sol, la brisa marina, se deslizaron entre las distintas voces del cuarteto de saxos, que especialmente en el segundo movimiento de la pieza lograron un empaste perfecto y emocionante. Una versión que a este oyente le pareció más ligera, menos concentrada que el original para cuerdas. En definitiva, más luminosa.

De Turina, La oración del torero, pieza mística e introspectiva, pero en la que los saxos puntuaron más los ritmos que recuerdan la música de los años 20 (recreación del ambiente de la plaza de toros) que los momentos sentidos de recogimiento del torero.

A continuación, el Kebyart presentó la única pieza del concierto escrita originalmente para su formación. En este Pequeño cuarteto para saxofones Francaix consigue un extraordinario diálogo entre las diferentes tesituras del saxofón, un gran equilibrio de timbre, color y texturas entre los diferentes instrumentos del conjunto. Obra de estética desenfadada y distendida, fue el gran momento de la noche, con una brillante interpretación de todos los miembros del ensemble.

Y concluyó el concierto con Falla, un arreglo de la Danza del molinero de El sombrero de tres picos. Y dos propinas solicitadas por los entusiastas aplausos del público.

Los aficionados ya saben que los conciertos en el Café Comercial van acompañados por un gin tonic. Fue un placer ver cómo el camarero encargado de prepararlos y servirlos se acercaba a un lado del escenario para escuchar sin ser visto la interpretación de unos músicos tan jóvenes como él, verdaderamente entusiasmado. Todo un tributo a los artistas y un reconocimiento a los organizadores de un formato tan innovador.

Blanca Gutiérrez

Kebyart Ensemble (Pere Méndez, saxo soprano; Víctor Serra, saxo alto; Robert Seara, saxo tenor; Daniel Miguel, saxo barítono).
Obras de Haydn, Toldrá, Turina, Francaix y Falla.
Café Comercial
. The London Music N1ghts.
Madrid, 14 de diciembre de 2018.

Foto: Kebyart Ensemble en las London Music N1ghts del Café Comercial (fuente: LaFonoteca).

220
Anterior Crítica - Rarezas en bandeja de plata (Liceo de Cámara - CNDM)
Siguiente Crítica - Entusiasmo & savoir-faire (JONDE - Madrid)