Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - El pianista tranquilo

Las Palmas de Gran Canaria - 07/12/2018

Dmitry Shishkin, que debutaba en la temporada de la Sociedad Filarmónica de Las Palmas, es digno continuador de la prestigiosa escuela rusa. Su impecable mecanismo le permite afrontar los pasajes virtuosísticos más arduos con absoluta tranquilidad, luciendo un sonido hermosísimo que no pierde tersura ni en los pasajes extremos de tesitura o dinámica.  Esta aparente facilidad se une a un carácter reflexivo que dota a sus interpretaciones de un cierto distanciamiento que puede no gustar a todo el mundo. La Sonata nº 11 de Mozart abrió el recital, con una pulcra interpretación que no terminó de levantar el vuelo por la excesiva linealidad de su discurso.

Las 3 Mazurcas Op 59 de Chopin, más cercanas a su sonido y sensibilidad, obtuvieron una lectura introvertida, de sonoridad cuidadísima que se recreó en sfumaturas y pianísimos, acercándolas a los nocturnos. Con la Sonata-Fantasía nº 2 de Scriabin y la Segunda sonata de Rachmaninov entramos en territorio ruso, donde Shishkin deslumbró por su apabullante control de todos los recursos pianísticos sin caer por ello en la tentación exhibicionista, en unas lecturas matizadísimas que se sirvieron de los amplios pasajes líricos para hacer cantar al teclado, reservando las grandes olas de sonido para los clímax, impecablemente construidos.

Juan Francisco Román Rodríguez

Dmitry Shishkin, piano.
Obras de Mozart, Chopin, Scriabin y Rachmaninov.
Sociedad Filarmónica de Las Palmas.
Teatro Pérez Galdós
, Las Palmas de Gran Canaria.

745
Anterior Crítica - Homenajes en Santa Cecilia (Sinfónica de Madrid)
Siguiente Crítica - Sobre el dolor humano (The London Music N1ghts)