Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - De Bolonia a Madrid (Ciclo El canto de Polifemo)

Madrid - 20/05/2019

El canto de Polifemo nos ha traído al centro de Madrid, iglesia de las Mercedarias de Góngora, a un dúo de altura, dos músicos versátiles, la soprano Mariví Blasco, también oboísta y pianista, y el organista, director y compositor Fernando Aguilá. Con amplia experiencia y profundo conocimiento de repertorios de los siglos xvii y xviii, nos han venido a mostrar Las Cantadas Humanas a solo de Emanuele Rincón de Astorga. Esta obra ha sido recientemente transcrita y publicada por Raúl Angulo y Toni Pons (Ars Hispana). Los manuscritos se encuentran en la Biblioteca della Musica en Bolonia.

Emanuele Rincón mezcla en sus cantadas los estilos italiano y español, pues así él fue educado en música. Nacido en Italia (1680) de familia española, viene a vivir y morir en Madrid (1757). El compositor pensaba que ambos estilos estaban formados sobre el mismo modelo.

El programa del concierto estuvo compuesto por cantatas y arias escritas para voz y bajo continuo. Este bajo lo elabora magistralmente Fernando Aguilá en el clave, pues uno de sus intereses es la investigación sobre la práctica del bajo continuo sobre instrumentos de tecla en España. También interpreta como solista dos sonatas de Domenico Scarlatti y una sonata de Sebastián Albero, cuyos manuscritos se encuentran en la Biblioteca Marziana de Venecia. De nuevo España e Italia unidas en la música instrumental y en manos de un sólido intérprete.

En las cantatas y arias de Astorga distinguimos bien ambos estilos, y en alguna nos parece recordar a los ritmos de danza empleados en la tonadilla escénica: seguidilla y bolero, en esencia. La soprano Mariví Blasco canta con una voz limpia y una expresividad que nos conmueve. A veces se permite actuar con la gracia y picardía de una tonadillera y otras con un afectuoso lirismo…

Interesante concierto que nos ha permitido descubrir la belleza de esta música, hasta hace poco oculta en los estantes de las bibliotecas.

Sol Bordas

Mariví Blasco (soprano); Fernando Aguilá (clave)
Bellísima prisión de mi albedrío. Las cantadas humanas a solo de Emanuele Rincón de Astorga (1680-1757)
Ed. de Raúl Angulo y Toni Pons (Ars Hispana)
Iglesia de las Mercedarias de Góngora
Madrid, 11 de mayo de 2019
Ciclo El canto de Polifemo

269
Anterior Crítica - El genio Pogorelich pervive e Inbal lo protege (Valladolid)
Siguiente Crítica - Cambio de modo (Orquesta Nacional de España)