Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica - Cita en el Café Telemann con Forma Antiqva

A Coruña - 28/01/2019

Forma Antiqva, formación a la que dieron vida los hermanos Zapico, Aaron, Daniel y Pablo, mantienen su aspiración de formación abierta, que para este programa se amplió con el flautista Alejandro Villar, el violinista Daniel Pinteño y la chelista Ruth Verona. La sesión anunció la sustitución de Aaron por el clavecinista Daniel Oyarzábal, por un problema de salud. La elección en representación española del REMA (Réseau Européen de Musique Ancienne) de 2007, supuso el respaldo de lanzamiento. Un Telemann que se anunciaba bajo la propuesta Café Telemann, Nos hallamos dentro la serie titulada Tafelmusik (música de mesa o banquetes), mayoría de piezas, dedicadas para formaciones de cámara (duetos, sonatas, tríos o cuartetos). La temprana Kleine Kammer Musik, dedicada a tres oboístas o los duetos de 1727, para  dos flautistas, dan una idea. Telemann compuso centenares piezas del estilo Tafelmusik.

Telemann ponía distancia con respecto a J.S. Bach, ya que no trataba de exaltar la técnica contrapuntística o del arte del cantabile entendido como progresión constante sobre una célula melódica, sino de ambientar sentimentalmente las obras. Los nuevos estímulos expresivos se acumulan y lo que para Bach constituía la excepción, en Telemann se convierte en regla; es muy frecuente el empleo de acotaciones expresivas como affetuoso (y su correspondiente francés tendrement), soave, dolce (o avec amour), incluso con contento, mientras en la dinámica se manifiestan los motivos del nuevo goût, que tiende a utilizar no solo los affeti, sino también los effeti.  Telemann se adelanta a los clásicos en el uso de los términos como allegretto, spirituoso ma non presto, moderato o vivacissimo. Aspectos muy presentes en el dictado planteado por Forma Antiqva que entrelazaron su propuesta a través de obras señeras: las Sonatas TWV 42. A: I, TWV 42: a 4, TWV 41: d 4, TWV 42: d 10 o TWV 41 C: 5. Si por algo se ha caracterizado Forma Antiqva, desde su nacimiento, es por bucear en el tiempo para retomar y recuperar obras, dándoles la frescura de los tiempos actuales, apostando por combinaciones tímbricas que van más allá de sus instrumentos, ya originales en este formato propio. Incorporar esta vez flauta y violín era un nuevo escalón, partiendo de un Telemann cuya máxima parece seguir el grupo.

Ramón García Balado

Forma Antiqva. Obras de Telemann.
Sociedad Filarmónica de A Coruña 1904
Teatro Rosalía Castro, A Coruña.

Foto: Forma Antiqva.

697
Anterior Crítica - Biondi: calidez y virtuosismo (Universo Barroco - CNDM)
Siguiente Crítica - Kirill Gerstein, un pianista para el Tchaikovsky cosmopolita (Sinfónica de Galicia)

Selector de temas