Música clásica desde 1929

 

Críticas seleccionadas de conciertos y otras actividades musicales

 

Crítica / Antología "Por la calle de la Zarzuela" - Luis Mazorra Incera

Madrid - 17/08/2023

Al más puro estilo de las tan fértiles, a su manera, antologías de nuestra zarzuela, en el Teatro Pavón madrileño, barrio chulapo de La Latina y, nada menos que… ¡en plena fiesta de La Paloma…!, escuchamos con intensidad, espontáneos apuntadores al oído y algún abanico batiente, un concierto benéfico dirigido a la sazón, en lo musical y lo artístico, respectivamente por Carlos Díez y Alberto Frías.

Dadas la fecha singular y, el céntrico y representativo lugar de la capital, la afluencia de público fue, pues, generosa, tanto por cantidad como por calidad o, mejor aún, por… calidez, la de su respuesta a cada uno de los, a menudo, populares números que se sucedieron.

El inspirado Vals de la bujía de Luces y sombras, gacetilla cómico-lírica en un acto y cuatro cuadros, original y en verso, como reza explícita en portada con la exactitud de aquellos tiempos (olvidada hoy bajo tupido mantón de "zarzuela, a secas") de Federico Chueca y Joaquín Valverde, dio pie a un inicial momento destacado, tanto por el riesgo vocal asumido con soltura como por la pureza de estilo y sentido canoro de la versión de su solista: joie de vivre!

Como, claro está, la Canción de Paloma de un trascendental Francisco Asenjo Barbieri, al que aprovechamos aquí para homenajear de paso en su bicentenario.

En este apacible rincón de Madrid de Luisa Fernanda, comedia lírica en tres actos de Federico Moreno Torroba, dio oportuno contrapunto en otra valiente y ajustada versión, realizada con criterio y proyección.

Sin olvidar tampoco la vis cómica, que tanto se premia en este género, aunque tenga su verdadero y lúcido sitio, más en la rica trama de cada una de ellas que en estas antologías, donde se inserta en "pequeñas diócesis".

La bella habanera de la rotunda La del manojo de Rosas del tan donostiarra como madrileño, Pablo Sorozábal, permitió lucirse, tanto a sus sus actores-cantantes desde un palco en alto lateral, como a una especialmente sutil orquesta, con sordinas y arcos en atriles solistas.

Boticario incluido… que. ¡claro! no podía faltar… perfectamente encarnado en el proscenio de esta Verbena de la Paloma, o el espléndido dúo del Gato Montés de Manuel Penella para rematar faena, al menos en su primera parte.

Con un Madrid romántico entre sombrillas, vestuario ad hoc, ritmo de mazurca a la moda y arriesgado agudo final de ambos al alimón, arrancó la atmósfera de la segunda parte.

Carceleras de Las hijas del Zebedeo, zarzuela cómica de Ruperto Chapí, fue otro momento de espléndido despliegue de registros de arte y gracia cantante, adelantándose al popular dúo de La Revoltosa del mismo autor.

Las Seguidillas de, de nuevo, La verbena de la Paloma de un Tomás Bretón también en andas de centenario, pero el de su triste desaparición, dieron remate a este vistoso y fluido programa preparado con garbo y celo.

De propina… por supuesto… un chotis… ¿y cuál…? Pues… ¡Madrid de Agustín Lara! y, de seguido, otra más… Los nardos de Las Leandras, revista de Francisco Alonso, en homenaje a este Madrid festivo.

Ambos, como ocurriera con las Seguidillas un poco antes, gozaron de la entusiasta participación del público con sus voces, palmas y ovación final en pie.

Luis Mazorra Incera

Elenco (orden alfabético): Guiomar Cantó, Rocío Faus, Eliza Lizama, Eva Marco, Mónica Redondo, Andrés Sánchez Joglar, Ángel Treviño, Víctor Trueba y Ángel Walter.

Además de la colaboración especial de: José Julián Frontal, Milagros Martín y María Rodríguez.

Orquesta y Coro: Sing Us.

Director musical: Carlos Díez. Director artístico: Alberto Frías.

Obras de: Alonso, Barbieri, Bretón, Chapí, Chueca, Lara, Moreno Torroba, Penella, Sorozábal, Valverde…

Teatro Pavón, Madrid.

144
Anterior Crítica / Magistral retorno de Anna Netrebko en Il Trovatore - por Néstor Echevarría
Siguiente Crítica / Fabio Antonio Vivaldi Biondi visita Santander- por Darío Fernández Ruiz